Como muchos de los proyectos militares que sobrevivieron al colapso soviético, el Yak-130 tiene una agitada y sinuosa historia en su desarrollo. En la década de 1980, el gobierno soviético lanzó un concurso de adquisición para eliminar gradualmente su envejecida flota de aviones checos L-29 y L-39.


De los cinco fabricantes que presentaron inicialmente sus diseños, sólo quedaban los Mikoyan MiG-AT y Yakovlev Yak-UTS en 1991. Yakovlev finalizó su diseño de demostración del concepto en 1993, pero el proyecto se estancó por falta de financiación tras el colapso soviético.


Para salvar su proyecto ante la ausencia de financiación gubernamental, Yakovlev recurrió a una solución poco ortodoxa: buscar inversores extranjeros. Se llegó a un acuerdo con el fabricante italiano de aviones Aermacchi, con el dinero y el material fluyendo de nuevo, el demostrador del concepto Yak-130D finalmente hizo su primer vuelo desde el aeródromo Gromov en 1996.

Una serie de diferencias administrativas llevaron a Yakovlev y Aermacchi a separarse varios años después. Este último desarrolló su propio caza entrenador derivado, el M-346 Master, está en servicio en varios países, incluyendo Italia, Israel y Polonia. El Yakovlev pasó a ganar la licitación original de los años 80, y un Yak-130 finalizado entró en producción en serie para convertirse en el nuevo avión de entrenamiento de la fuerza aérea rusa.

A pesar de haber sido diseñado y producido como un avión de combate dedicado a la instrucción, Yakovlev calificó al Yak-130 como un avión de ataque ligero versátil, capaz de cumplir funciones de ataque y de operar desde un portaaviones. Una variante sugerida de ataque a tierra del Yak-130 incluso fue seleccionada para convertirse en el nuevo caza de apoyo aéreo cercano (CAS) de Rusia, pero más tarde fue descartado en favor de un derivado avanzado del Su-25.

El Yak-130 de serie es un avión de entrenamiento liviano de dos asientos, con un diseño estándar de ala ancha, cúpulas con bisagras y construcción en aleación liviana. Con un fuselaje más corto y una nariz menos agresiva y redondeada que el Yak-130D, el Yak-130 está diseñado para mantener un vuelo estable en ángulos de ataque de hasta 35 grados. Una impresionante relación empuje/peso de 0,7 permite una alta tasa de ascenso (RoC) y abre la posibilidad de despegar en condiciones subóptimas.


Actualizaciones:


A diferencia de muchos de los otros cazas que surgieron a finales de la era soviética, el Yak-130 ofrece un sólido paquete de aviónica que incluye un sistema fly-by-wire, tecnología de visualización montada en el casco, compatibilidad dual GPS/GLONASS para navegación y puntería avanzadas, y un módulo de reprogramación para modificar las características de manejo y estabilidad dentro de ciertos parámetros. Al ser un avión de entrenamiento, el caza viene equipado con modos de simulación de combate.


Con esta potente mezcla de sólidos principios de diseño aerodinámico y electrónica de a bordo, el Yak-130 es capaz de intercambiar picos de prestaciones con cazas de 4ª y 4+ generaciones como el MiG-29 y homólogos occidentales como el F/A-18E-F Hornet de Boeing.


Los 9 puntos duros del Yak-130 soportan misiles R-73 «Archer» aire-aire de corto alcance y misiles guiados por láser Kh-25 ML, así como la bomba guiada KAB-500KR .
La filosofía de diseño neutro del Yak-130 se extiende a su conjunto de armamento, que según se informa ofrece compatibilidad con armas de origen occidental como los misiles AIM-9L Sidewinder y el AGM-65 Maverick.

La versatilidad y la rentabilidad del Yak-130 lo convirtieron en un éxito de exportación en la esfera postsoviética y en el mundo en desarrollo, con docenas de pedidos realizados por Myanmar, Belarús, Argelia y Bangladesh.

A finales del año pasado se reveló en el Salón Aeronáutico de Dubai de 2019 que la United Aircraft Corporation (UAC) de Rusia está trabajando en un paquete de modernización del Yak-130 para convertirlo «en gran medida en un avión de combate» que todavía puede funcionar como un avión de entrenamiento.

Características generales


Tripulación: 2
Longitud: 11,5 m (37,7 ft)
Envergadura: 9,7 m (31,9 ft)
Altura: 4,8 m (15,6 ft)
Superficie alar: 23,5 m² (253,2 ft²)
Peso vacío: 4600 kg (10 138,4 lb)
Peso cargado: 5700 kg (12 562,8 lb)
Peso máximo al despegue: 9000 kg (19 836 lb)
Planta motriz: 2× Turbofán Al-222-25.
Empuje normal: 24,5 kN (2498 kgf; 5508 lbf) de empuje cada uno.

Rendimiento


Velocidad máxima operativa (Vno): 1060 km/h (659 MPH; 572 kt)
Velocidad crucero (Vc): 887 km/h (551 MPH; 479 kt)
Velocidad de entrada en pérdida (Vs): 165 km/h (103 MPH; 89 kt)
Alcance: 2546 km (1375 nmi; 1582 mi)
Techo de vuelo: 13 000 m (42 651 ft)
Régimen de ascenso: 50 m/s (9842 ft/min)
Carga alar: 276,4 kg/m² (56,6 lb/ft²)
Empuje/peso: 0.54

Tal vez te puede interesar: Los Primeros Cazas Jet de Yakovlev

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.