K2 Black Panther

Finalmente la agencia de adquisiciones de armas de Corea del Sur ha decidido equipar su tercer lote de tanques de batalla K2 Black Panther con un sistema de transmisión alemán. La decisión pone fin a 15 años de esfuerzo destinados a reemplazar el sistema de transmisión alemán RENK por un sistema de desarrollo nacional.

El desarrollo íntegramente local del tanque, incluido su sistema de transmisión, se creía allanaría el camino para lograr un producto local exportable.

La Administración del Programa de Adquisición de Defensa, o DAPA, tomó la decisión de ir por la opción alemana el 25 de noviembre durante una reunión del comité encabezada por el ministro de Defensa, Suh Wook, antes de que comenzará la producción en masa de 50 tanques K2. “Se construirán alrededor de 50 unidades de tanques K2 para 2023 con una inversión de 2.83 billones de wones”, dijo la agencia en un comunicado, que serían alrededor de 2.560 millones de dólares.

Las nuevas unidades estarán equipadas con un «paquete de energía híbrido» que consiste en la transmisión RENK y un motor desarrollado por Doosan Infracore, ya que la transmisión automática de cosecha propia desarrollada por S&T Dynamics no ha superado las pruebas de durabilidad, según informó el comunicado.

Una historia de retrasos

El fracaso en el desarrollo de la tecnología de transmisión también ha causado contratiempos para el despliegue del tanque en el Ejército de Corea del Sur.

El Black Panther fue desarrollado conjuntamente por la Agencia estatal para el Desarrollo de la Defensa y Hyundai Rotem, una rama comercial de defensa de Hyundai Motor, para reemplazar los tanques M48 Patton y los modelos anteriores de tanques K1 que han estado en servicio desde la década de 1980. Los prototipos se dieron a conocer en 2007.

La producción en masa de las primeras 100 unidades se aprobó en 2011, con el despliegue programado para el año siguiente, pero el esfuerzo se retrasó debido a un motor defectuoso y la falta de progreso en una transmisión de producción local. Luego, el gobierno decidió utilizar el paquete de energía de fabricación alemana que consta del motor diesel MTU 883 y el sistema de transmisión RENK para el primer lote.

Los tanques entraron en servicio en 2014, y ese mismo año, los desarrolladores locales anunciaron que lograron desarrollar un paquete de energía de 1.500 caballos de fuerza que podría instalarse en el segundo lote de 100 tanques. Sin embargo, el despliegue del segundo lote también enfrentó retrasos, ya que el sistema de transmisión fabricado por S&T Dynamics falló repetidamente en demostrar su confiabilidad y durabilidad bajo los estándares de producción de transmisión, que requieren que un sistema funcione sin problemas durante 320 horas. El segundo lote de K2 finalmente se entregó en 2019.

Tanque para exportación

El destino del paquete de energía de fabricación local es una preocupación clave para los posibles clientes extranjeros del tanque, incluida Turquía.

En 2008, Hyundai Rotem firmó un contrato de USD 540 millones con Otokar de Turquía para la transferencia tecnológica y asistencia en el diseño del K2. La tecnología se incorporó al principal tanque de batalla de Turquía en proceso, denominado Altay. El medio de noticias Defense News publicó recientemente que los funcionarios de adquisiciones y militares turcos han estado en conversaciones con Hyundai Rotem para salvar su programa retrasado del tanque Altay.

Según los informes, Polonia también ha mostrado interés en desarrollar su propio tanque de batalla principal en cooperación con Hyundai Rotem utilizando tecnología de Black Panther.

El Black Panther está armado con un cañón de ánima lisa L55 de 120 mm desarrollada por Hyundai Wia. También está equipado con un sistema de control de fuego capaz de adquirir y rastrear objetivos específicos hasta un alcance de 9.8 kilómetros utilizando una cámara termográfica.

El tanque puede viajar a velocidades de hasta 70 km / h en superficies de carreteras y mantener velocidades de hasta 52 km / h en condiciones todoterreno. También puede subir pendientes de 60 grados y superar obstáculos verticales de hasta 1.8 metros de altura.

Tal vez te pueda interesar: Turquía lanzará su primer buque de superficie armado no tripulado «ULAQ»

Imagen de portada: Tanques K2 surcoreanos disparan proyectiles reales durante un simulacro del 11 de febrero de 2015 en Gyeonggi-do, Corea del Sur.

3 COMENTARIOS

  1. No veo como un fracaso, los intentosbal final lograran éxito. Tienen todo propio sólo falta trasmisión. Argentina tendría que ver este tipo de experiencia

  2. «Tanques K2 surcoreanos disparan rondas reales…»
    La traducción correcta del término inglés «rounds» es municiones/disparos/tiros/proyectiles/…
    «Rondas» es un «falso amigo» que en castellano tiene otro significado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.