Los Servicios Industriales de la Marina (SIMA Perú) iniciaron el programa de construcción de lanchas de interdicción marítima CB90 para la Marina de Guerra, fruto del contrato con la empresa N. Sundin Dockstavarvet, del grupo sueco Saab, también conocida como Docksta.

Como se recuerda, en junio pasado el SIMA Perú acordó la adquisición del diseño, los planos, materiales y herramientas para el ensamblaje, así como el trabajo conjunto y asistencia técnica con el astillero sueco para la construcción de dos CB90.

En cumplimiento al contrato, los planos ya están en las oficinas del SIMA Callao, en tanto se programa la llegada de los primeros suministros de paquetes CKD (Complete Knock Down o completamente desensamblado) para proceder con la fase de construcción de los dos primeros ejemplares.

Las CB90, que por primera vez se construirán en un astillero sudamericano, son muy importantes para el SIMA Perú, pues significa la introducción en su portafolio de una plataforma multipropósito de aluminio con probadas capacidades a nivel mundial.

Además, ofrece a la Armada Peruana un producto para diferentes tipos de operaciones de interdicción de actividades ilegales, a cargo de la Autoridad Marítima, tanto en el ámbito marítimo costero, como en los ríos de la selva y lagos.

Destaca que, en los mismos escenarios, la CB90 puede utilizarse para operaciones de desembarco, y operaciones especiales y de asalto, actividades netamente de índole militar.

La mano de obra calificada de operarios peruanos en el proyecto hace que el SIMA Perú genere empleo local y consolide su clara posición de liderazgo en el desarrollo de la industria naval; y le coloca como un socio estratégico para Docksta, que evalúa la posibilidad de exportar la CB90 a países de la región.

El Contralmirante Javier Bravo de Rueda Delgado, director ejecutivo del astillero peruano, informó que este programa tiene gran impacto positivo en el ámbito naval, pues significa la generación de oportunidades de desarrollo tecnológico para el Perú.

“A partir de la coproducción de la Lancha Interceptora Multipropósito CB90, podemos ampliar la posibilidad de SIMA Perú de producir otros modelos de lanchas de aluminio reforzando de su catálogo, cubriendo otros requerimientos de potenciales clientes en Sudamérica”, indicó el directivo.

Por su parte, Anders Hellman, CEO de Docksta, indicó que la experiencia de la compañía en desarrollar convenios de coproducción, tanto con la Armada de México como para el Programa de la US Navy, aporta un gran valor adicional al programa con los astilleros del SIMA Perú.

La empresa europea posee una trayectoria reconocida en tecnología naval, y una variedad de productos de comprobado éxito en las variadas tareas que demanda la defensa y seguridad.

Respecto a la CB90, es una multiplataforma confiable y comprobada de 20 toneladas de desplazamiento, que puede operar en mar abierto, ríos, archipiélagos y lagos, ejecutando múltiples tareas: patrullaje, interceptación, desembarco, entre otras.

Con este producto, el usuario obtiene una versatilidad operativa: una misma plataforma puede utilizarse en diversas misiones, reduciendo los costos totales de operación, como mantenimiento y entrenamiento. Las modernas embarcaciones, permitirán reforzar la lucha contra la pesca ilegal, las operaciones de interdicción marítima, así como la protección de la fauna marina y otros ilícitos, gracias a su versatilidad, velocidad mayor a 40 nudos, sistemas electrónicos de comando y video vigilancia, y de navegación de última generación.

Te puede interesar: Perú gestiona la adquisición de dos Hércules C-130

Avatar
Equipo de redacción de Zona Militar. Para contacto directo info@zona-militar.com

1 COMENTARIO

  1. Sin duda una decisión más acertada que la nuestra al importar las lanchas israelíes. Bien se podrían haber fabricado estás en nuestros astilleros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.