eeuu

El Ministerio de Defensa de Rusia declaró recientemente que el USS John S. McCain (DDG-56), un destructor de la Marina de los EE.UU. de la Clase Arleigh Burke, violó la frontera rusa en el Mar de Japón.  

Según las declaraciones oficiales, el destructor USS John S. McCain cruzó dos kilómetros hacia las aguas territoriales rusas y al ser detectado, fue expulsado por el buque destructor antisubmarino ruso «Almirante Vinogradov».

Por su parte, la Séptima Flota de los Estados Unidos informó que el USS John S. McCain realizó su operación en el área con el objetivo de garantizar la libertad de navegación y no violó fronteras internacionalmente reconocidas.

En dicho comunicado oficial, la Marina de los EE.UU. negó de forma rotunda las declaraciones de la Federación rusa y la supuesta expulsión. El comunicado alega que las declaraciones son falsas. Acorde a la Marina, «McCain llevó a cabo este FONOP de conformidad con el derecho internacional y continuó realizando operaciones normales en aguas internacionales. La operación refleja nuestro compromiso de defender la libertad de navegación y los usos legales del mar como un principio, y Estados Unidos nunca se doblegará por intimidación ni se verá obligado a aceptar reclamos marítimos ilegítimos, como los hechos por la Federación de Rusia».

Por otro lado, la Séptima Flota señaló que «al realizar esta operación, Estados Unidos demostró que estas aguas no son el mar territorial de Rusia y que Estados Unidos no acepta la afirmación de Rusia de que Pedro el Grande es una bahía histórica según el derecho internacional».

También, días atrás, el Ministerio de Defensa ruso afirmó que aviones de combate rusos interceptaron tres bombarderos estratégicos B-52N de la Fuerza Aérea de EE.UU. y los escoltó sobre el Mar Negro, hacía un área segura.

Tal vez te pueda interesar: Cinco miembros de la OTAN acuerdan construir próximo helicóptero NGRC

2 COMENTARIOS

  1. Cuando Estados Unidos deposite la firma de la Convención del Mar en la ONU tendrá el derecho internacional público de imponer su deseada libertad de navegación a los países que adhirieron a ese acuerdo internacional. Mientras tanto, sería muy saludable que se ocupe de mantenerse en aguas internacionales y no en las de los demás.

  2. Nada es casual en política internacional. Simplemente ambas partes están recreando las nuevas condiciones de la guerra fría, que por supuesto, beneficia a ambas naciones. De lo contrario, ¿ como justifican las corporaciones industriales nacionales las inversiones en investigación y desarrollo y producción de equipamiento militar?

    Saludos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.