tanque altay

Funcionarios, militares y representantes de empresas turcas han estado negociando con una empresa de Corea del Sur para recuperar el programa de tanques «Altay» que se encuentra retrasado en su producción.

«Este programa se ha enfrentado a importantes retrasos debido al acceso fallido a componentes importantes como el motor, la transmisión y la armadura», dijo un funcionario de adquisiciones al medio de noticias Defense News. “No estoy en condiciones de dar una fecha para el inicio de la producción en serie. Todo lo que sé es que estamos esforzándonos para que avance el programa».

En 2019, la oficina del presidente turco Recep Tayyip Erdogan incluyó el tanque Altay como parte del inventario militar de 2020 en un documento gubernamental. En un discurso de octubre de 2019, Ethem Sancak, accionista principal de la compañía BMC, que fabrica el Altay, dijo que el tanque estaría finalizado en 24 meses. Sin embargo, en el documento oficial donde se define el inventario militar para el año 2021, el tanque Altay no se menciona.

Según una fuente, la compañía BMC ha conversado con Hyundai Rotem de Corea del Sur para resolver los problemas relacionados con la tecnología extranjera faltante para el desarrollo del tanque Altay de próxima generación. La prensa turca describe al programa Altay como un «tanque principal de batalla de desarrollo autóctono totalmente nacional».

La fuente aseguro que la compañía surcoreana podría resolver los problemas relacionados con el paquete de energía como el motor y la transmisión.

También agregó que la compañía turca BMC está conversando de forma indirecta, a través de Hyundai Rotem, con dos empresas de tecnología de defensa de Corea del Sur: el fabricante de Doosan y S&T Dynamics que se dedican a la producción de transmisiones automáticas. La fuente dijo que utilizar los servicios de ambas compañías sería ideal si puedieran resolver el problema de las licencias.

Corea del Sur ha experimentado problemas similares con su programa para la producción en masa del tanque K2 Black Panther. Su despliegue por parte del Ejército enfrentó retrasos debido a problemas relacionados con el motor y la transmisión. Las primeras 100
unidades se fabricaron con un motor Doosan de 1.500 caballos de fuerza y una transmisión automática de S&T Dynamics. Pero posteriormente la transmisión falló en las pruebas de durabilidad y se anunció posteriormente que un segundo lote de los tanques K2 Black Panther tendrían energía «híbrida» que consistiría en el motor desarrollado localmente y en la colocación del sistema de transmisión alemán RENK.

Especialistas turcos creen que utilizar los mencionados proveedores va a llevar al fracaso del programa y que Turquía debería ir por la opción alemana, sin embargo en el pasado Turquía había querido adquirir el motor MTU alemán y el sistema de transmisión RENK, pero las negociaciones fallaron por causa de un embargo federal de armas que Alemania impuso a Turquía por su participación en la guerra civil de Siria.

Algo similar sucedió con el blindaje del tanque, cuando al solicitar presupuesto a una compañía francesa para un lote inicial de 40 unidades, esta se negó por la tensión política imperante ante la exploración de hidrocarburos que Turquía realiza frente a Chipre.

Ahora se determinó que la armadura del tanque se producirá localmente gracias a un esfuerzo entre el sector privado y el público.

El programa Altay se remonta a mediados de la década de 1990, pero no fue hasta noviembre de 2018 que el gobierno turco otorgó el contrato multimillonario del tanque a BMC. En una competencia, la firma derrotó a Otokar, que ya había producido cuatro prototipos de Altay bajo un contrato con el gobierno.

El contrato implica la producción de un lote inicial de 250 unidades, con un paquete que incluya apoyo logístico durante su ciclo de vida y un centro tecnológico para mantener y reparar los tanques.

El programa Altay se divide en dos fases: T1 y T2. T1 cubre las primeras 250 unidades y T2 incluye la versión avanzada del tanque. Turquía también planea producir eventualmente 1.000 unidades del tanque Altay, y posteriormente desarrollara una versión no tripulada.

Tal vez te pueda interesar: Rusia incorpora nueva corbeta «Odintsovo» de la Clase Karakurt a su Armada

Imagen de portada: Primera versión del tanque Altay de Turquía durante un desfile militar el 30 de agosto de 2015. (Burhan Ozbilici / AP).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.