Royal Navy

Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido, hizo anuncios sobre el aumento de 22 millones de dólares al gasto de defensa, con un plus distribuido a lo largo de cuatro años que apuntalaría a los programas existentes y pagaría por otro nuevos, según dijo Johnson, que además asegura que la situación internacional imperante es la más peligrosa y la más intensamente competitiva desde la Guerra Fría. Sobre esto, el primer ministro dijo que el Reino Unido debe ser fiel a su historia y estar junto a sus aliados, «para lograr esto, necesitamos mejorar nuestras capacidades en todos los ámbitos».

Varios programas navales se beneficiarían, principalmente, los nuevos portaaviones de la Royal Navy. La financiación adicional también podría reforzar los esfuerzos de la Marina para adquirir nuevas fragatas, incluidas ocho Tipo 26 de alta gama y cinco Tipo 31 más baratas. Pero Johnson también mencionó una clase de fragata de la que, hasta ahora, nadie había oído hablar. El «Tipo 32».

Para añadir más incertidumbre a esta nueva fragata, el almirante Tony Radakin tuiteó: «Nuevo T32….confirmado». Sin ofrecer más detalles.

Tras el discurso de Johnson hubo una confusión generalizada en los círculos navales. Nadie sabe exactamente de que se trata el nuevo buque Tipo 32, que se cree se trata de una nueva fragata.

La Royal Navy tarda años, a veces décadas, en desarrollar una nueva clase de barco. El Tipo 32 apareció repentinamente y sin el proceso habitual de anunciar y refinar los requisitos.

Una fuente militar le dijo al medio Forbes que se cree que el «Tipo 32» es una variante simplificada del «Tipo 31», que es sí es una fragata de uso general de 455 pies de largo con 24 misiles antiaéreos Sea Ceptor lanzados verticalmente, más cañones posicionados y un helicóptero a bordo.

La Marina planea adquirir los cinco Tipo 31 por alrededor de USD 330 millones por barco a partir de mediados de la década de 2020 para reemplazar algunas de las fragatas Tipe 23 existentes.

No está claro qué capacidades degradaría la Marina, para transformar el Tipo 31 en el Tipo 32. Sin embargo, está claro qué capacidad probablemente no contará para fines de la década de 2020: por ejemplo la guerra de minas. Los 13 buques dragaminas de las Clases Hunt y Sandwn, actualmente en servicio, necesitan ser reemplazados.

Según Iain Ballantyne, historiador naval y editor de Warships Internactional Fleet Review, dijo que otros países han iniciado programas de plataformas para medidas contra minas, pero el Reino Unido no lo ha hecho. «Quizá el Tipo 32 ofrecerá la capacidad de albergar módulos MCM además de apoyar las operaciones litorales de los Royal Marines y actuar como naves nodrizas para drones».

La Royal Navy en 2020 tiene solo 13 fragatas Tipo 23 y seis destructores Tipo 45 para patrullar las aguas británicas, realizar patrullas independientes y escoltar barcos anfibios y los dos nuevos portaaviones. Eso es muy poco, según múltiples evaluaciones independientes.

«Se dice que la Royal Navy idealmente debería tener al menos 30 fragatas y destructores para realizar todas sus tareas globales, al mismo tiempo que protege a los portaaviones y potencialmente lleva a cabo misiones de guerra», dijo Ballantyne.

Dado que seis Tipo 45 están en servicio y suponiendo que la Marina obtenga los ocho Tipo 26 y los cinco Tipo 31 que requiere, la flota idealmente compraría 11 fragatas Tipo 32 para reemplazar los viejos buques MCM y completar la flota de superficie, en el caso de que tengan dicha capacidad.

Aún no está claro de que trata el nuevo buque Tipo 32, pero al menos, el primer ministro ha confirmado su existencia. O afirmado que existe como un concepto.

Tal vez te pueda interesar: La Marina de los EE.UU. quiere desplegar más misiles en submarinos

Imagen de portada: Ilustración del Future Surface Combatant de 2008, que podría ser similar al concepto de Tipo 32 de la Royal Navy. Crédito de BAE Systems.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.