marina de los eeuu

La Marina de los EE.UU. (U.S Navy) quiere situar más misiles de crucero anti-buque en sus submarinos desplegados en el Pacifico, según notificó el jefe de las Fuerzas Submarinas de la Marina de los EE.UU.

El Vicealmirante Daryl Caudle dijo esta semana en un comunicado que la Marina de los EE.UU. está lidiando con la creciente amenaza de la Armada del Ejército Popular de Liberación que se encuentra en plena expansión y que al día de la fecha posee más unidades en servicio que EE.UU. Por tal motivo, el vicealmirante aseguro que es importante que la U.S Navy tenga como recursos «armas de mayor alcance».

Sobre esto dijo que es importante continuar con los torpedos, porque es un «arma clandestina», pero que sería beneficioso desplegar nuevamente el sistema Harpoon en el Pacífico. «Hemos probado esa capacidad (misil Harpoon), sabemos que funciona. El arma, como todos saben, tiene limitaciones, pero aún nos da cierta capacidad de enfrentamiento; y también estamos presionando mucho para conseguir el Maritime Strike Tomahawk«.

Agregar el Maritime Strike Tomahawk, con un alcance de aproximadamente 1.000 millas, extenderá enormemente el alcance de sus submarinos en el Pacífico, acorde a lo señalado por el vicealmirante.

El Maritime Strike Tomahawk es una de las tres variantes del Bloque V de un misil de crucero de la Marina que esta actualmente en desarrollo. El misil anti-buque, que incorpora un nuevo buscador, está programado para comenzar a funcionar en 2023.

Un informe de la Marina afirma que el nuevo sistema de rastreo del Maritime Strike Tomahawk «permite la capacidad de alcanzar objetivos marítimos en movimiento a través del sistema de guía, de un tercero o sistema de rastreador en un área determinada».

La Marina de los Estados Unidos y varios referentes del mundo de la defensa han aseverado que los submarinos son el as bajo la manga ante un posible conflicto con China. Pero la cantidad de submarinos en servicio ha estado disminuyendo con los años a medida que los submarinos de ataque de la Clase «Los Ángeles» se encuentran alcanzando su periodo de retiro. La Marina espera reducir su numero de 50 unidades a 42 para fines de la década del 2020. Por este motivo la Marina ha estado explorando la posibilidad de extender la vida útil de hasta cinco submarinos de la Clase «Los Ángeles» con el objetivo de mitigar los efectos negativos de la reducción de unidades.

Asimismo, la Marina considera imperativo disuadir a la Armada del Ejército Popular de Liberación, para evitar cualquier potencial conflicto, complementando con otros recursos como la Fuerza Aérea, la Infantería de Marina e incluso el Ejército invirtiendo en misiles anti-buque.

Michèle Flournoy, quien muchos creen que podría ser la próxima Secretaria de Defensa entrante en la administración Biden, dijo en junio en una entrevista con Foreign Affairs que la Marina de los EE.UU. debería poder «amenazar de manera creíble con hundir todos los buques militares, submarinos y buques mercantes de China en el Mar de China Meridional en 72 horas».

Tal vez te pueda interesar: EE.UU. activó su sistema de defensa aérea «Iron Dome»

Imagen de portada: Submarino de ataque «Annapolis» lanza misiles de crucero Tomahawk frente a la costa del sur de California en 2018 (MC1 Ronald Gutridge / Marina de los EE. UU.)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.