El 13 de noviembre, como parte del Seminario de Defensa Nacional, fue divulgada una presentación por la cual la Fuerza Aérea Brasileña, en asociación con Embraer, emprenderá el desarrollo de una nueva aeronave de transporte mediano. La característica distintiva del nuevo programa es que la aeronave será dotada de una propulsión hibrida.

El Seminario de Defensa Nacional tuvo como participantes al Ministro de Defensa de Brasil, Fernando Azevedo e Silva, y los comandantes del Ejército, Marina y Fuerza Aérea Brasileña. La temática se centró en los Programas Estratégicos de las Fuerzas Armadas Brasileñas. El Comandante de la FAB, Brigadier Antonio Carlos Moretti Bermudez, al final de su presentación, donde detalló el avance de otros proyectos como el KC-390 y F39 Gripen, realizó el anuncio del nuevo proyecto de avión de transporte mediano de propulsión hibrida.

La aeronave, que será desarrollada conjuntamente por la FAB y Embraer, ha recibido provisoriamente la denominación STOUT (Short Take off Utility Transport). Sus dimensiones serán similares a las del C-97 Brasilia. Los orígenes del proyecto datan del año 2019 por medio de un memorando de entendimiento suscrito entre la FAB y Embraer, para el desarrollo de una nueva aeronave de transporte táctico mediano. El STOUT será el reemplazo de los C-95 Bandeirante y C-97 Brasilia.

Entre las características mencionadas, además de la propulsión hibrida, se encuentra su alcance de 2.425 kilómetros y la operación desde pistas cortas sin pavimentar, optimizado para operar en la Amazonia. Su capacidad de carga prevista será de 3 toneladas. Prevé la inclusión de pallets, como compuerta trasera para carga y descarga de vehículos. En total, hasta 30 soldados totalmente equipados o 24 paracaidistas podrán ser transportados. Dentro del proyecto se menciona una versión civil para el traslado de pasajeros.

Tal vez te interese T-27 Tucano modernizado realiza primer vuelo de prueba en Brasil

5 COMENTARIOS

  1. ¿ Esta vez seremos lo suficientemente inteligentes y con mirada estratégica, para no sólo participar (como el KC-390); sino también fabricar/adquirir un modelo de avanzada.?
    Un proyecto ideal para FADEA que aún «juega» con un simple Entrenador Elemental que nadie quiere.
    El tiempo lo dirá…

  2. Más allá de la connotación política que pueda surgir el Brasil apunta siempre al desarrollo, lo que pudieron fabricar éllos lo hicieron en su país. Creo que tienen una idea clara de donde se dirigen.

  3. Coincido, totalmente. Ojala se priorise el comercio regional, como trato de ser el CBA-123 Vector. Creo que una aeronave de ese tipo es muy nesesaria para las tres armas y las fuerzas de seguridad. Pensemos que nunca hubo un reemplazo total de los IA50 Guarani, si ademas le sumamos los Twin Otter, de la fuerza Aerea, CASA 212 de prefectura y Ejercito, la baja de todos los Fokker F27 de la FA,, los G222 del Ejercito, el futuro reemplazo de los patrulleros B200 y TurboTracker de la Armada, los SAAB340 de LADE ,etc. Ademas de un transporte regional de zonas remotas del norte y la patagonia. Creo que no menos de 40 aparatos de ese tipo serian nesesarios, lo que justificaria la participacion en ese programa industrial, ademas de la creacion de empleos industriales calificados . Saludos

  4. Brasil, Argentina y Uruguay deben unirse y producir localmente lo que necesitan para sus fuerzas. Cuando hay agresión extranjera, los países pueden ayudarse mutuamente porque tienen el mismo equipo y doctrina. Y programas como este podrían ser el comienzo. Embraer podría fabricar con FADEA un nuevo luchador regional para servir a los tres países.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.