MQ-9B

El Congreso de los EE.UU. ha sido notificado por la Administración Trump, que la venta del dron MQ-9B y equipos relacionados por 600 millones de dólares a Taiwán ha sido aprobada, siendo está la última transferencia de armas que el país realiza.

Según se dio a conocer, los drones MQ-9B serían adquiridos con su armamento. Sobre esto China anunció que si EE.UU. continúa con la venta, presentará una «respuesta adecuada y necesaria», sin dar especificación sobre cual sería la misma.

Wang Wenbin, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, dijo que la venta «interfiere brutalmente en los asuntos internos de China y socava gravemente la soberanía y los intereses de seguridad de China», y agregó que Estados Unidos debería cancelar todas esas ventas a Taiwán «para evitar mayores daños en las relaciones bilaterales entre China y Estados Unidos y mantener la estabilidad en el Estrecho de Taiwán».

Por su parte, EE.UU. afirmó que la venta mejorará la defensa de Taiwán al «reforzar las capacidades de inteligencia, vigilancia y reconocimiento de Taiwán ayudándolo a disuadir la acción militar en su contra». También, afirma que la venta del dron MQ-9B sirve a los intereses nacionales, económicos y de seguridad de los EE. UU. al respaldar los esfuerzos continuos del destinatario para modernizar sus fuerzas armadas y mantener una capacidad defensiva creíble», según el comunicado oficial.

También la semana pasada se aprobó la venta del sistema de misiles Harpoon por 2.370 millones de dólares a Taiwán. Anunció que se dio a conocer a tan sólo horas de que China presentará sanciones económicas a compañías de defensa estadounidenses, incluida Boeing, el principal contratista detrás del sistema Harpoon.

China reclama Taiwán como parte de su territorio y ha estado trazando planes para recuperarlo tras su independencia en 1949.

Las relaciones entre China y EE.UU. han tocado este año su punto más bajo en décadas por diferencias relacionadas con el dominio de los mares, su política exterior, el coronavirus, y otras cuestiones.

Para EE.UU., Taiwán es un aliado estratégico en la región, y precisa de que esté tenga la capacidad de defenderse en caso de que las amenazas de China se vuelvan en realidad.

Tal vez te pueda interesar: Desplegar tropas estadounidenses en Taiwán podría ser la mejor política para disuadir a China

Avatar
Equipo de redacción de Zona Militar. Para contacto directo info@zona-militar.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.