portaaviones

Algunos comentarios de miembros del parlamento francés sugieren que, un anuncio oficial por parte del presidente Emmanuel Macron sobre el programa PANG, podría llegar pronto.

Se trata de la confirmación por parte del presidente de la Nación del programa PANG o Porte Avion Nouvelle Generation que tiene por objetivo reemplazar al portaaviones Charles de Gaulle para el año 2038.

Durante la exposición Euronaval 2020, Florence Parly, ministra de las Fuerzas Armadas francesas, confirmó que se lanzará próximamente el programa PANG, pero la prensa francesa aguarda a la confirmación del presidente.

En su momento Parly abría dicho que se estaba destinando al programa un total de € 261 millones para investigación y desarrollo (I+D). Didier Le Gac, miembro del parlamento, establece la importancia de tener un portaaviones, argumentando que el mismo le provee a Francia control a largo plazo de los espacios aéreos y marítimos, y le otorga a la Marina, complementariedad con la fuerza estratégica oceánica (FOST) y las fuerzas aéreas estratégicas (FAS).

El PANG inició en octubre de 2018 y se lanzó con el objetivo de darle continuidad a la capacidad del Grupo de Ataque de su portaaviones Charles de Gaulle, puesto que está programado ya que el mismo será retira de servicio para el 2038.

El programa debe establecer cuales son las necesidades de defensa de la nación para poder definir cuales son las características requeridas y más valoradas para el desarrollo de la próxima generación de portaaviones.

Para Francia su capacidad de proyección marítima es una que se ha estado consolidando desde hace décadas como un factor esencial, no solo para su Marine Nationale sino también en términos generales de defensa. Francia tiene el deber de no descuidar tal capacidad, y de asegurar que el reemplazo del Charles de Gaulle este disponible cuando sea necesario.

Si bien, como se anunció, el programa PANG seguirá una línea histórica para el desarrollo de la próxima generación de portaaviones, tendrá en cuenta cuestiones de relevancia que están asociadas al contexto geoestratégico y las perspectivas de defensa establecidas para el año 2040.

Del mismo modo, otro tema a tener en cuenta en el diseño del nuevo portaaviones es la compatibilidad con otros sistemas de armas dentro de las fuerzas navales nacionales como también con los sistemas de naciones aliadas, que comprende desde el armamento hasta los sistemas de comunicación e inteligencia. También es importante tener en cuenta la adaptación de los puertos que puedan acomodar al nuevo portaaviones de próxima generación francés.

Según documentos compartidos en medios franceses que surgen del parlamento, el prototipo con el que se está trabajando actualmente introduce un portaaviones de unos 300 metros de longitud con un desplazamiento de unas 70.000 toneladas, (en comparación con el Charles de Gaulle que cuenta con 261 metros de longitud y unas 42.000 toneladas de desplazamiento).

Asimismo, en base a este diseño preliminar, el programa PANG estaría incorporando un portaaviones de capacidades mayores que los que tiene Reino Unido, con 65.000 toneladas de desplazamiento, pero más pequeños en comparación con los estadounidenses que poseen una capacidad de desplazamiento de 100.000 toneladas. También se dio a conocer que se estaría trabajando en un portaaviones que tendría cubierta en ángulo y equipado con catapultas de 90 metros de largo y cable de detención. Las catapultas en el Charles de Gaulle son 75 metros.

Con lo cuál, el programa PANG está trabajando en brindarle a la Marine Nationale un reemplazo al portaaviones Charles de Gaulle que posea mayores capacidades.

Sin embargo, el programa PANG aún se encuentra en fase conceptual, y la situación de pandemia por el virus COVID-19 retrasó el proyecto que de por si requerirá 6 años de investigación con una base de complejidad industrial que constará de varios contratistas y hasta la integración de España en el futuro del proyecto. Se espera, según dijo Le Gac, que el primer contrato se firme durante el primer cuatrimestre de 2021, y el mismo constará de un compromiso por 6 años con las empresas del complejo militar industrial.

También, se espera que para poder albergar al F-35B, el avión de combate de quinta generación de Lockheed Martin de despegue corto y aterrizaje vertical (STOVL), y para poder garantizar la interoperabilidad con la Marina de los Estados Unidos, se deberá, según Le Gac, instalar el sistema EMALS y AAG, que son los sistemas que están instalados a bordo del USS Ford (CVN 78).

También está la cuestión presupuesto, dado que dada la crisis mundial sanitaria y económica, el presupuesto que se maneja no es muy holgado. Por el momento, la DGA (agencia de adquisiciones de defensa) ha comenzado a evaluar cuál sería el costo estimado para el desarrollo de la próxima generación de portaaviones. Pero más allá del presupuesto, Francia sabe que el programa PANG es uno que debe ser sostenido y ejecutado para el beneficio de la nación a largo plazo.

Características esperadas del nuevo portaaviones:

  • Propulsión nuclear (CVN) con dos reactores K22.
  • Longitud entre 285 y 295 metros.
  • Desplazamiento con capacidad plena de 70.000 a 75.000 toneladas.
  • Velocidad máxima de 26 a 27 nudos
  • Potencia de propulsión de 80 MW – Potencia total de 110 MW.
  • Capacidad de aviones: 32 aviones cazas, 3 E-2D Advanced Hawkeyes
  • Dos elevadores laterales con capacidad de 40 toneladas.
  • Tres catapultas electromagnéticas de 90 metros (emals) de General Atomics.
  • Cubierta de vuelo: 16.000 m2
  • Hangar para aviones: 5.000 m2
  • Tripulación: de 900 a 1080.
  • Radar Thales SeaFire
  • PAAMS con misiles de superficie – aire MBDA ASTER

Tal vez te pueda interesar: Las misiones a la Antártida en el nuevo contexto de pandemia

Imagen de portada: Foto ilustrativa del avión de combate de próxima generación abordo del portaaviones del programa PANG. Créditos Dassault Aviation / Naval Group.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.