presupuesto

Italia ha anunciado un importante impulso a su presupuesto de defensa incluso en un contexto donde el país se encuentra gastando millones de euros para contrarrestar los efectos devastadores del COVID-19 en su economía.

El gasto general del Ministerio de Defensa ha aumentado un 9.6 por ciento este año a € 15.3 mil millones (US $ 18.1 mil millones), y el presupuesto para adquisiciones emerge como el gran ganador, ya que aumenta en un 26 por ciento con respecto al año pasado si se combina con el gasto adicional del Ministerio de Industria.

Paola Crippa, analista de defensa del grupo de expertos CESI en Roma, dijo que el aumento del presupuesto para las fuerzas armadas, sobre todo el destinado para adquisiciones, es muy positivo, sobre todo con un contexto actual de «clima económico desafiante».

Por causa de la gripe de COVID-19, el presupuesto 2020 se debería haber aprobado durante la primavera, pero la crisis la frenó. El presupuesto del año 2019 fue de 14 millones de euros, lo que indica, que con el aumento, hubo un alto en la serie de recortes que viene sufriendo la defensa en años anteriores.

Para Mantenimiento y Operaciones, Italia destinará el 23 por ciento, que son € 2.15 mil millones, mientras que el gasto de personal se mantiene estable en € 10.4 mil millones.

Este año también se encuentra el presupuesto asignado al programa F-35 que recibirá 800 millones de euros para ayudar a concluir la compra de los primeros 28 de los 90 aviones que tiene planificado comprar Italia. También se han presupuestado otros 126 millones de euros para poner en marcha la compra de los próximos 27 F-35.

Otros programas en curso que obtendrán más fondos en 2020 son la compra de 650 nuevos vehículos VTLM 2, una actualización del vehículo Lince del ejército, así como una tarea de Media Vida para los misiles Storm Shadow de Italia y la compra del T-345 y el T- 346. También esta la financiación de el nuevo buque italiano LHD «Triestre» de 1.170 millones de euros; y la adquisición de 150 nuevos tanques a rueda Centauro II de 2000 millones de euros y una compra de 16 nuevos helicópteros CH-47H por 974 millones de euros.

Asimismo, Italia tiene planeado la compra de cuatro nuevos submarinos U-212 NFS que sufrió este año un aumento de precio de 2.350 a 2.680 millones de euros. Otro sistema de armas que sufrió un aumento significante fueron los buques de guerra PPA que aun están en negociación. La presupuestación de 10 buques aumentaron de 400 millones de euros a 4.270 millones.

Tal vez te pueda interesar: Australia y Reino Unido cooperarán en la construcción de la próxima generación de fragatas Clase Hunter

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.