El 21 de octubre, a través de ceremonia que contó con la asistencia del presidente Jair Bolsonaro, comenzó el montaje del reactor nuclear del Programa de Desarrollo de Submarinos (PROSUB) en el Centro de Centro Experimental Aramar, en Iperó, São Paulo.

El montaje del prototipo de reactor nuclear marca una nueva etapa para el PROSUB. Los estudios y evaluaciones que serán realizados en el Laboratorio de Generación Nucleoeléctrica (LABGENE) son un paso necesario para la construcción del SBN Álvaro Alberto, submarino que será propulsado con un reactor nuclear.

En esta etapa, gracias al prototipo, serán también evaluados otros sistemas como los turbogeneradores y motores eléctricos. El objetivo es monitorear el correcto funcionamiento y desempeño de los componentes del reactor, que serán replicados, instalados e integrados en el Álvaro Alberto.

Cuando sean finalizadas las pruebas un reactor nuclear de similares características será enviado al Complejo Naval de Itaguaí, en Río de Janeiro, donde se lleva adelante la construcción de los submarinos Clase Riachuelo. En sus instalaciones ya ha sido botado el Riachuelo (S-40), actualmente en pruebas, mientras avanza la construcción del Humaitá (S-41), Tonelero (S-42) y Angostura ( S-43).

Con la incorporación del Álvaro Alberto, Brasil integrará el grupo de países que operan submarinos nucleares, entre los que se encuentran los Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y China.

El Ministro de Defensa, Fernando Azevedo, que acompaño al presidente Bolsonaro en la Ceremonia, indicó que «el PROSUB es de suma importancia para Brasil, ya que agrega capacidad operativa a la Armada y agrega un poder disuasivo muy grande a nuestras Fuerzas Armadas y a la defensa de nuestro país«.

Tal vez te interese La Armada de Brasil ordena nuevos estudios técnicos sobre los submarinos Clase Riachuelo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.