Durante las últimas semanas de la Segunda Guerra Mundial, las tropas francesas y británicas del SAS llevaron a cabo una operación en los Países Bajos llamada Operación Amherst. La misión tenía el objetivo de atacar y capturar una serie de aeródromos, puentes y canales en un área de 128 kilómetros al noreste de Amsterdam. Los hombres que participaron en esta operación llevaban dos subametralladoras – la venerable M1928A1 Thompson y un nuevo diseño que presentaba un nuevo y audaz aspecto, la Sterling.

Soldados del SAS británico y de la Francia Libre en Holanda durante la Operación Amherst

La nueva subametralladora, con un único cargador de caja desmontable, recto y de alimentación lateral. El diseño vino de la mente de George William Patchett, el ingeniero jefe de la Sterling Armaments Company, de Dagenham, cerca de Londres. 

Disparaba el cartucho de 9 mm de perno abierto, y pesando sólo 2,7 kg., más ligera que la Thompson o la STEN. Debido a que sólo medía 472 mm de largo con la culata doblada, la de Patchett era más compacta también. Además de eso, producía mayor precisión que la STEN y utilizaba los cargadores de STEN existentes.

En 1951, adoptaron una versión mejorada de la subametralladora de Patchett bajo la designación L2A1. Aunque en su mayor parte se parecía a la Patchett de la Segunda Guerra Mundial, el modelo que entró en producción a gran escala incorporaba un cargador de recambio rediseñado. Como el cargador de doble columna de alimentación simple de la STEN no era el ideal, el L2A1 se acompañó de un cargador curvo de doble columna de 34 proyectiles que mejoró significativamente la funcionalidad.

Para 1953, la L2A1 comenzaba a reemplazar los obsoletos subfusiles STEN que habían luchado en la Segunda Guerra Mundial. Para 1955, se introdujo otra versión modificada bajo la designación L2A2 Sterling Mk. 3.

Luego, en 1956, otra modificación entró en producción en Dagenham, la L2A3 Sterling Mk. 4, que permanecería en producción por las siguientes tres décadas. En 1966, Sterling produjo una versión íntegramente oculta la L2A3 bajo la designación L34A1 Mk. 5 para proporcionar a las fuerzas de operaciones especiales un arma de asalto sigilosa.

A través de los años de su servicio militar en el Reino Unido, la subametralladora Sterling se destacó como un ejemplo de fiabilidad robusta. Esta es la razón principal por la que duró tanto tiempo en servicio. En una época en la que la mayoría de los ejércitos comenzaron a dejar de usar subametralladoras de calibre de pistola, las Sterling fueron testigos de la crisis de Suez en 1956 y de la guerra de las Malvinas en 1982.

El comando anfibio argentino cabo Jacinto Eliseo Batista portando una Sterling Mk.5 durante la rendición de los Royal Marines en Puerto Argentino (Malvinas).

De hecho, fue durante este conflicto que las Sterling lucharon para ambos bandos, con las tropas británicas usando el L2A3 y los comandos de la marina argentina usando la L34A1 MK.5.  Más de 50 naciones, desde Australia hasta Zimbabwe, han entregado la Sterling a sus fuerzas militares y policiales, en algunos lugares el arma sigue sirviendo hasta el día de hoy. En los Estados Unidos, goza de popularidad entre los tiradores y coleccionistas aficionados.

Especificaciones
Peso2,7 kg
Longitud686 mm
Longitud del cañón193 mm
Munición9 x 19 Parabellum 7,62 x 51 OTAN
Calibre9 mm 7,62 mm
Sistema de disparoRetroceso simple
Cadencia de tiro550 disparos/minuto
Alcance efectivo200 m – 50-100 m (variante silenciada)
Alcance máximo350 m
CargadorExtraíble curvo, de 34 proyectiles

Tal vez te puede interesar: Glock 17, una de las pistolas mas exitosas de todos los tiempos

¡Apoyanos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.