F-16

Este lunes se publicó en los medios de Grecia un informe que asegura que Turquía ha activado el sistema de defensa aérea S-400 de origen ruso, y específicamente lo ha hecho para rastrear a los F-16 de la Fuerza Aérea Helénica que regresaban de un ejercicio multilateral en agosto.

Los medios griegos afirman que, de ser cierta la información, es decir si Ankara realmente activo los radares para rastrear los aviones de combate de un país aliado de la OTAN, entonces esto sería una señal clara de que la administración Trump ha hecho poco por disuadir a Turquía de utilizar el sistema ruso. El problema es que nadie parece saber a ciencia cierta si la activación del sistema realmente sucedió.

Sobre este supuesto episodio con los F-16 de la Fuerza Aérea Helénica, el Pentágono no ha hecho comentarios. Por otro lado, el Departamento de Estado de los EE.UU. dijo que si «estaban al tanto de los informes» griegos. El Congreso de Estados Unidos emitió una carta al Secretario de Estado, Mike Pompeo, para que clarifique si lo publicado en los medios de Grecia es cierto, y de ser así, que se realicen más sanciones a Turquía.

Cabe recordar, que tanto Turquía como Grecia, son miembros de la OTAN (North Atlantic Treaty Organization) una organización que nace como una alianza de seguridad colectiva.

Por tal motivo, además del conflicto que actualmente existe entre ambos países, el hecho de que se este usando un sistema de origen ruso para espiar aviones estadounidenses en servicio dentro de un socio aliado generó mucho malestar en Grecia y EE.UU., porque esto podría sugerir que Rusia tendría acceso a información sensible.

La compra del sistema S-400 por parte de Turquía en 2017 generó enojó entre los aliados que acusaron al país de poner en riesgo la seguridad de la OTAN. La preocupación radica en que el sofisticado sistema ruso de defensa aérea podría enviar información confidencial sobre los aviones y las redes de la OTAN a Moscú. Por tal motivo, Turquía fue removido del programa F-35.

Anteriormente Ankara ya había probado el sistema S-400 con un F-16 de su propia fuerza, situación que enfureció a los congresistas estadounidenses. Por otro lado, hay información que sugiere que Turquía realizaría una nueva prueba en la provincia de Sinop en la costa del Mar Negro en los próximos días.

El artículo original que se replicó en los medios griegos afirma que Turquía «no está activando su sistema de defensa aérea S-400, sino que está probando el equipo, así como la preparación del personal turco para su uso», pero el lenguaje utilizado en el artículo es vago y deja abiertas múltiples posibilidades.

Algunos miembros del Congreso de EE.UU. exigen que la administración de Trump haga algo al respecto. Por su parte, algunos analistas militares estadounidenses aseguran que pedirle a esta altura a Turquía que renuncie al uso del sistema es impensable; y que tarde o temprano, Turquía activará su sistema de defensa aérea S-400.

Tal vez te pueda interesar: Turquía comienza a desarrollar su primer misil guiado por láser

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.