Un conflicto mayor podría forzar la intervención de las potencias con influencia en la región como Rusia y Turquía, por lo que en las últimas horas varias naciones se han pronunciado respecto a la escalada. El Ministerio de Relaciones Exteriores ruso instó a ambas partes a cesar el fuego de inmediato y a entablar conversaciones.

Por su parte, Turquía acusó a Ereván de poner en riesgo al territorio y prometió su “pleno apoyo” a Azerbaiyán. «El mayor obstáculo para la paz y la estabilidad en el Cáucaso es la postura hostil de Armenia y debe dar marcha atrás de inmediato a esta hostilidad», aseguró el ministro de Defensa turco, Hulusi Akar.

Francia, que junto a Estados Unidos y Rusia preside el grupo de Minsk, creado para mediar en el conflicto sobre Nagorno Karabaj, instó a Ereván y Bakú a poner fin a las hostilidades y a retomar el diálogo. «Francia está extremadamente preocupada por la confrontación», dijo en un comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores galo.

El conflicto preocupa tanto a los países occidentales como a los presentes en la región. De escalar, podría profundizar la inestabilidad en el sur del Cáucaso, corredor de los oleoductos que transportan petróleo y gas a los mercados de todo el mundo.

Tal vez te puede interesar: Escalada de violencia entre Armenia y Azerbaiyán

¡Apoyanos!

1 COMENTARIO

  1. Cuando no los turcos metiendo la cuchara en cosas ajenas. Se la tienen jurada a los armenios, no les bastó matar 1,5 millones de armenios a principios del siglo xx. Erdogan, dejá de ver maratones de «Suleiman el Magnifico».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.