Esta mañana se produjo un accidente en el Astillero Río Santiago, cuando una grúa Jonach de 20 toneladas cedió desde gran altura y se desplomó sobre uno de los galpones.


Según trascendió, ocurrió cuando un grupo de obreros realizaba tareas de mantenimiento sobre el equipo y la estructura no soporto. Los daños se registraron sobre la vieja construcción en tanto que tres trabajadores resultaron con traumatismos leves, siendo atendidos por servicios de emergencias medicas del ARS.

Desde el lugar donde ocurrió el accidente, fuentes del gremio que nuclea a los trabajadores indicaron que “se estaba haciendo un trabajo habitual de levantar la grúa para cambiarle una crapodina y la estructura cedió”. En tanto que aclararon que “no hay responsabilidad de ningún compañero y por suerte están todos bien”.


Según las primera versiones, la máquina se desniveló cuando operarios trabajaban sobre un motor de rotación. La grúa se desplomó y quedó posada sobre el galpón, al cual le rompió la cubierta y parte de la estructura de ladrillos.

Las autoridades del ARS ordenaron las pericias correspondientes para determinar las causas del accidente.

Fotos de 0221.com.ar

Tal vez te puede interesar: Luz verde para las LICA

5 COMENTARIOS

  1. Increíble si se dijo que no hubo responsabilidad de «ningún compañero» cuando estaban realizando trabajos de mantenimiento. Quién sería el responsable de lo ocurrido para esa organización?

  2. Cuando ocurre un accidente de esta naturaleza, siempre hay negligencia humana. El rapido informe del Sindicato lo confirma. Este astillero, el mas grande del pais (quedan muy pocos), paso a ser administrado por la Provincia de Buenos Aires y es un agujero negro para el presupuesto de ese distrito. No se trata de cerrarlo, si de reestructurarlo y adecuarlo a un concepto industrial moderno y eficiente. Sobra personal, faltan equipos y es una agencia de colocaciones para las comunas de Berisso y Ensenada. Sin subsidio, debiera cerrar. La solucion, no incorporar mas gente salvo la necesaria y calificada para hacerlo eficiente. Es un ejemplo de como no se debe conducir una empresa industrial que fue durante muchos años el principal astillero del continente, excluido EEUU. Una muestra residual de la que fue la segunda Industria Naval de america, ahora practicamente inexistente. Un absurdo para el octavo pais por su tamaño, con extensas costas y una matriz exportadora que al respecto, hace decadas carece de politicas de estado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.