corbeta rusa

El Ministerio de Defensa ruso firmó, a finales de agosto de este año, un contrato para la construcción de cerca de diez corbetas del Proyecto 20380. Las corbetas estarán equipadas de radares Zaslon multifuncionales para detectar objetivos aéreos y marítimos a cientos de kilómetros. Los expertos dijeron que los radares harán que las corbetas encuentren y destruyan de forma independiente al adversario sin guía aérea, escribe el diario Izvestia.

Fuentes del Ministerio de Defensa y de la industria afirmaron que todas las nuevas corbetas estarán equipadas con el radar Zaslon. Este radar puede detectar naves a una distancia de 75 km y objetivos fáciles a 300 km. Según la fuente citada del ministerio, la mayoría de las corbetas 20380 operarían en el Océano Pacífico.

La antena de Zaslon se instala en la base del mástil y se asemeja a una pirámide con numerosas facetas. Cada uno de ellos esconde un receptor-transmisor estacionario para monitorear objetos en movimiento. Los operadores de radar pueden ver una imagen exacta e ininterrumpida de la situación del aire, la superficie y el suelo en tiempo real. Los radares tradicionales lo interrumpen debido al receptor / transmisor giratorio. El nuevo radar tiene un panel de control y dispositivos técnicos de radio de alta frecuencia.

Las corbetas Proyecto 20380 fueron diseñadas en la época postsoviética y se producen en grandes cantidades. La Armada rusa opera seis de ellos. Steregushchy, Soobrazitelny, Boiky y Stoiky sirven en la flota del Báltico. El Sovershenny y el Gromky están en la flota del Pacífico. La construcción de Retivy y Strogy está a punto de completarse en San Petersburgo. El Aldar Tsydenzhapov y el Rezky se unirán a la flota del Pacífico en los próximos años.

En el 2019, el Ministerio de Defensa decidió suspender la construcción de corbetas, pero la decisión fue posteriormente revisada, y se decidió producir seis corbetas en ocho años. El contrato para la producción se firmó durante el Foro Internacional Army-2020, pero no se reveló el número total de corbetas a integrar a la flota en los próximos años.

Las corbetas del proyecto 20380 están construidas con tecnologías furtivas. El desplazamiento total es cercano a las 2.2 mil toneladas, la velocidad es de 27 nudos y el rango de crucero es de 4 mil millas. El armamento principal comprende los complejos de misiles antibuque y antiaéreos Uran y Redut, un cañón de artillería A-190 de 100 mm con una velocidad de disparo de 80 disparos por minuto, según publicó Izvestia.

Tal vez te pueda interesar: La US Navy planea poner a prueba su «flota no tripulada»

Imagen de portada: Corbeta Steregushchiy de la Armada rusa en 2018. (Mil.ru)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.