Comando de Ataque Global

El general Timothy Ray, jefe del Comando de Ataque Global de la Fuerza Aérea de EE.UU. (Air Force Global Strike Command), dijo que el comando se está preparando para peligros potenciales contra China o Rusia. «A diferencia de las guerras que la nación ha librado durante las últimas dos décadas contra terroristas y grupos extremistas violentos, la próxima, potencialmente contra China o Rusia, amenaza la supervivencia de la nación«.

Ray afirma que estos adversarios se están modernizando para la guerra de una manera que Estados Unidos no lo está haciendo. «Estas naciones pares [en referencia China y Rusia] han modernizado sus armas y sistemas nucleares para usarlos«, dijo Ray.

El general asegura que si Estados Unidos quiere mantener el ritmo a China y Rusia debe modernizar su red de bombarderos, submarinos y misiles balísticos intercontinentales, pero desarrollando nuevas tecnologías. «Así es como Global Strike planea responder al llamado de atención del Jefe de Estado Mayor, general Charles «CQ» Brown, quién dijo que la fuerza aérea «debe acelerar el cambio o perder». La Fuerza Aérea ya comenzó a trabajar en el B-21 Raider. Pero hasta que estén listos los suficientes B-21, la Fuerza Aérea tendrá que seguir manteniendo y modernizando la flota de bombarderos B-1, B-2 y B-52 existente y envejecida», afirmó.

El 8 de septiembre la Fuerza Aérea otorgó un contrato a Northrop Grumman para construir misiles balísticos intercontinentales de próxima generación basados en tierra. Estos misiles reemplazarán al misil balístico intercontinental Minuteman III que ya lleva 50 años sirviendo en la fuerza; «que originalmente solo estaba destinado a servir una década», agregó Ray. También informó sobre la importancia de mantener la modernización nuclear e invertir en las capacidades de ataque de largo alcance.

Al ser consultado sobre la situación de pandemia, Ray dijo; «nunca vacilamos. La nación espera que estemos preparados en todas las condiciones. El coronavirus no nos ha detenido ni nos detendrá”.

A medida que la pandemia se extendía por todo el planeta, el Comando de Ataque Global de la Fuerza Aérea de EE.UU. inició una serie de enfrentamientos y misiones de entrenamiento enviando a sus tripulaciones al Pacífico Occidental, Europa y el Ártico. Las misiones del Bomber Task Force incluida la reciente misión «Allied Sky«, en la que seis B-52 de la Base de la Fuerza Aérea Minot en Dakota del Norte sobrevolaron los 30 países de la OTAN en Europa en un solo día, ayudaron a establecer relaciones con aliados y países socios.

Tal vez te pueda interesar: La US Navy planea poner a prueba su «flota no tripulada»

Imagen de portada: el 24 de agosto un B-2 Spirit se une al despliegue del Bomber Task Force. (Tech. Sgt. Heather Salazar/Air Force)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.