US Navy

La Marina de los EE.UU. (US Navy) planea poner a prueba el próximo año a su flota no tripulada de buques de superficie, submarinos y drones, en un ejercicio naval que la Marina denomina «fleet battle problem». El objetivo es determinar dónde se encuentran las capacidades emergentes.

Quién encabezará el ejercicio será la U.S. Pacific Fleet que involucra activos no tripulados que ya están estacionados en las aguas del comando.

Tal ejercicio tendrá lugar «en el mar, sobre el mar y bajo el mar», dijo este martes el Contralmirante Robert Gaucher, director de la sede marítima de PACFLEET, en la conferencia anual de defensa de la Asociación Internacional de Sistemas de Vehículos No Tripulados.

Este tipo de ejercicio se utilizan generalmente para probar unidades y ver cómo manejarían ciertos desafíos de guerra en escenarios dados.

Si bien Gaucher dijo que aún se están resolviendo los detalles del ejercicio fleet battle problem sobre las capacidades emergentes de los sistemas no tripulados que se realizará a principios de 2021. El hecho afirma la alta prioridad que la Marina le está otorgando a los vehículos no tripulados en todos sus dominios. Los sistemas no tripulados están llenos de potencial, pero se siguen resolviendo desafíos básicos, de ahí la necesidad de realizar ejercicios.

Sobre esto, Gaucher mencionó el ejemplo de cómo las algas pueden estropear la hélice de un submarino no tripulado y los desafíos de lanzar tales embarcaciones en un entorno donde el GPS no está disponible. Al mismo tiempo, las oportunidades tácticas para tales vehículos son innumerables, concluyó el contralmirante.

Tal vez te pueda interesar: La Armada Argentina extenderá la vida útil de las MEKO 140

Imagen de portada: Buque de superficie no tripulado durante el ejercicio Advanced Naval Technology Exercise 2019 en Camp Lejeune, Carolina del Norte, julio de 2019. (Cuerpo de Marines)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.