astillero Hudong Zhonghua

La Armada de Pakistán está atravesando un proceso de renovación. Desde hace por lo menos 5 años, está buscando no solo una modernización de su flota, sino un crecimiento en las capacidades militares de la misma. Es en este contexto que a partir de 2017 encargó al astillero chino “Hudong Zhonghua” 4 fragatas de tipo 054 A/P. Vale aclarar que estos navíos poseen VLS para misiles aire-tierra HQ-16, también de fabricación china. Las partes contratantes estiman que para 2021 se contará con la flota completa.

Por su parte, la Armada del Ejército Popular de Liberación chino también está en medio de un proceso de ensanchamiento de su flota. Se podría argumentar que la rama naval del Ejército chino, era quizás el flanco más permeable de sus FFAA, y la aspiración hoy en día es desarrollarla a un nivel que sea referente en cuanto a poderío naval, al menos en la región.

En abril de este año, también en el astillero shanghainés, inauguraron su segundo 075 LHD de capacidades anfibias. Esto representó una mejora estructural significativa dado que es un modelo superador a los antiguos 071 ATD. Además, se está esperando la construcción de un tercer ejemplar, aún sin fecha de finalización.

El nivel de producción de este astillero es destacable por sus números, pero las fabricaciones no son casuales y los contratantes, mucho menos. La creciente tensión entre China y la India, une por defecto al gigante asiático con Pakistán, eterno rival de los indios. Hay un beneficio recíproco entre las partes al cooperar en los desarrollos naval-militares. Además, tenemos a un cuarto jugador que poco a poco se torna clave en este asunto, Australia, que, si bien ya fue interpelado por el gobierno chino y amenazado con sanciones económicas, sigue jugando un rol clave que se asocia a una oposición al predominio chino.

Recordemos la invitación a los ejercicios “Malabar” que recibieron desde la India, para junto con Japón y los EE.UU. afianzar una coordinación entre los agentes militares en la región asiática del Pacífico, obviamente con implicaciones claras sobre el Océano Índico.

Concluimos con dos ideas claras: Primero, hay una nueva área caliente en el mundo a la cual debemos estar atentos, la cual verá desplegada toda la potencia de los principales actores del mundo. Segundo, China está determinada a no quedar en falso en cuanto a sus capacidades militares-navales. La producción del astillero de Hudong Zhonghua será solo un detalle cuando la comparemos ante el gigante construido sobre el Yangtsé, el astillero Jiangnan.

Tal vez te puede interesar: Malabar 2020: India invita a Australia a unirse al ejercicio combinado naval junto a EE.UU. y Japón

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.