Tal como informó Gaceta Marinera, durante el sábado 22 y domingo 23 de agosto, unidades navales de la Armada Argentina tomaron contacto con el buque anfibio de asalto USS Trípoli LHA-7, segunda unidad de la clase América. El encuentro inicial se dio a unas 100 millas náuticas de la costa marplatense, cuando el patrullero oceánico ARA “Bouchard” P-51 tomó contacto con la unidad naval norteamericana, la cual se encontraba en navegación rumbo al estrecho de Magallanes, teniendo a San Diego como destino final. La travesía del USS Trípoli, comisionado el 15 de junio pasado en Pascaguola, ha incluido una visita a la Estación Naval de Guantánamos y, recientemente, reabastecimiento en aguas próximas a Montevideo, Uruguay.

Del segundo contacto realizado por la Armada Argentina tomó participación la corbeta ARA “Granville” P-33, buque que actualmente integra la División de Patrullado Marítimo. El encuentro se realizó a unas 200 millas náuticas de Trelew, y tal como menciona Gaceta Marinera, la corbeta argentina «acompañó la derrota por un par de horas y lo despidió deseándole una buena travesía hacia el Estrecho de Magallanes«.

Bautizado en honor a la Batalla de Derna de 1805, el Trípoli cuenta con una configuración interna que le permite acomodar el MV-22B Osprey y el F-35B Lighting II Joint Strike Fighter, una tripulación de 1000 marineros, más de 1700 infantes de marina y mayores reservas de combustible para las aeronaves que operan desde su cubierta de vuelo.

El LHA Trípoli podrá desplegar al F-35B Lighting II en su primer despliegue gracias a la mejoras en su diseño y construcción, las cuales incluyeron sus sistemas de comunicaciones y el refuerzo estructural de la cubierta de vuelo que le permite soportar la operación del F-35B. La ampliación de su hangar implicó un aumento significativo en la capacidad disponible para el almacenamiento de piezas y equipo de apoyo.

Con un desplazamiento de 45.000 toneladas e impulsado por un sistema de propulsión híbrido, la cubierta de vuelo y hangar del USS Trípoli brindan las facilidades para operar helicópteros Bell AH-1Z Viper, Bell UH-1Y Venom, Sikosky MH-60S Seahawk y CH-53K así como el MV-22 Osprey y el cazabombardero F-35B Lightning II. La cantidad de aeronaves variará según la composición del Air Combat Element, pudiendo llegar configurarse como un portaaviones ligero dotado con 16/20 F-35B y 4 MV-22 Osprey.

Imagen de portada: Armada Argentina – Gaceta Marinera.

Fotos: Armada Argentina – US Navy.

¡Apoyanos!

4 COMENTARIOS

  1. Leí y entendí mal ó parte de la derrota de esta fortaleza se hizo en nuestras aguas juridiccioanales? Imagino que habrán pedido permiso de tránsito inocente.

  2. Para lo que sí se necesita permiso es para pescar y hay un montón de piratas chinos que lo hacen a diario sin ninguna autorización, mientras el gobierno chino mira hacia otro lado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.