S-300

A pesar de negarlo públicamente, Rusia continúa fortaleciendo el apoyo militar al Ejército Nacional de Libia (LNA) de Khalifa Haftar en Libia. Desde el 2011, después del derrocamiento de Muammar Gaddafi, Libia ha estado envuelta en una guerra por los recursos de petroleo durante más de cuatro años. Desde hace un tiempo ya que se registran enfrentamientos entre el Ejército Nacional de Libia (LNA) encabezado por Khalifa y el Gobierno del Acuerdo Nacional dirigido por Fayez al-Sarraj, formado con el apoyo de la ONU y la Unión Europea.

Pero recientemente según publicó el medio Forbes, a principios de agosto, Rusia habría «probablemente trasladado sus sistemas de defensa aérea S-300 a Libia, o incluso, la versión modernizada del S-400 ubicandolos cerca de la ciudad portuaria de Ras Lanuf», que continua siendo un frente donde se encuentran desplegadas las fuerzas de Haftar, luego de que fueran derrotadas por la intervención turca en la capital.

De las fotos que circularon en las redes sociales los expertos militares están intentando descifrar y confirmar si Rusia ha desplegado un sistema de defensa aérea de alta gama en Libia. Las imágenes que circularon parecen mostrar un gran radar y tubos de misiles verticales cerca de Ras Lanuf en el este del país. Los expertos señalan que se podría tratar del famoso S-300, o del sistema de misiles S-400, aún más potente. De ser así, esto podría ayudar a inclinar la balanza a favor de Rusia y sus aliados locales contra las fuerzas respaldadas por Turquía.

@alkaraisili

A partir de estas primeras imágenes publicadas en Twitter por KRS Intl, existe un amplio consenso entre los analistas de que el radar se parece más al modelo ruso 96L6E. Este es un radar conocido como Target Acquisition Radar asociado al sistema S-300 pero que también puede ser utilizado con sistemas S-400 más modernos. La OTAN le da a este radar el nombre en clave Cheese Board.

Al lado del radar se encuentra lo que parece ser un misil TEL o Transporter Erector Launcher. También se observa que los tubos donde se ubican los misiles están en posición vertical, listos para ser lanzados. La conclusión momentánea es que se pueda tratar tanto del S-300 como de la versión más moderna del S-400.

Los sistemas de misiles están allí para proteger la creciente participación de Rusia en el país, según argumenta H I Sutton de Forbes, a lo que asegura que Rusia también ha llevado allí a sus contratistas militares privados de la compañía Wagner Group y sus aviones de combate MiG-29 y Su-24.

Sin embargo los adversarios, incluidas las fuerzas turcas, han logrado varios éxitos notables contra las defensas aéreas rusas gracias a los drones turcos TB2.

Los sistemas rusos están desplegados en Ras Lanuf, una terminal clave a través de la cual se exporta el petróleo libio. Pero el puerto está controlado por el ejército de Haftar, que no permite que el petróleo libio llegue al mercado mundial.

Según señala Aaron Stein, del Foreign Policy Research Institute de Filadelfia, «los rusos parecen haber diseñado su estrategia en Libia de su experiencia en Siria, que consiste en enviar un escuadrón mixto y aumentar los activos de defensa aérea en el país. El S-300, si es real, se une al sistema de corto alcance Pantsir S-1 y juntos harían que Turquía pensara dos veces en pasar la línea roja”. La línea roja para Rusia es la ciudad de Sirte y Al Jufra.

La aparición del S-400 o S-300 en Libia es una señal para Turquía, señala Stein. A fines del año pasado, Ankara envió aviones de combate del norte de Siria, así como armas y drones a Libia, lo que obligó a las fuerzas de Haftar a poner fin al asedio de 14 meses de Trípoli y retirarse junto con los contratistas privados, según informa el medio Forbes. Pero irónicamente, Turquía también posee el sistema S-400 que obtuvo de Rusia y le costó su participación en el programa F-35 de EE.UU.

Por otro lado, Rob Lee, estudiante de PhD en el King’s College London experto en política de defensa rusa, dijo que el sistemas S-300 o el S-400 podrían haber arribado a Libia mediante el avión An-124 Ruslan el 3 de agosto, tras haber tomado «una ruta tortuosa rodeando Turquía para entregar los sistemas».

Tal vez te pueda interesar: Rusia niega la participación de sus soldados en el conflicto libio

Imagen cortesía de KRS Intel @alkaraisili

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.