KMW Gepard

Entre el 3 y 7 de agosto, tuvo lugar la Operación Sagitta Primus III donde el Ejército Brasileño desplegó sus principales medios de artillería antiaérea. La operación fue realizada en el Campo de Instrucción de Formosa, en el interior del Estado de Goiás.

En total fueron movilizados 500 efectivos del Ejército Brasileño, siendo coordinados por 1ra Brigada de Artillería Antiaérea (1ra BdaAAAe), subordinada al Comando Militar del Sudeste (CMSE).

Los ejercicios consistieron en varias etapas en las cuales participaron los Grupos de artillería antiaérea junto a sus batallones de suministro y mantenimiento. El objetivo de la Operación Sagitta Primus III fue realizar un ejercicio de fuego real que asemejara las condiciones del campo de batalla moderno.

Entre los medios desplegados se encuentran los cañones antiaéreos C70 Bofors de 40 mm y los blindados antiaéreos Gepard. Los efectivos militares emplearon sistemas de defensa aérea portátil (MANPADS) IGLA-S y Saab RBS-70. Las acciones fueron monitoreadas por los nuevos radares SABRE M-60, con un alcance aproximado de 60 kilómetros.

 “Aquí es donde probamos lo que hemos hecho simulado en nuestras unidades antiaéreas. Es sobre el terreno que realmente podemos verificar la efectividad del entrenamiento de la tropa”, indicó el general de brigada Antônio Ribeiro da Rocha Neto , comandante de la 1ª Bda AAAe.

Tal vez te interese Brasil busca profundizar el intercambio comercial en el área de Defensa con Indonesia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.