Durante el último año y medio, la actividad no autorizada de aviones no tripulados cerró los aeropuertos de Gatwick y Heathrow en Inglaterra, y las estaciones áreas de Dubái, Dublín y Newark (EEUU). Más recientemente el 3 de febrero pasado Madrid cerró su aeropuerto internacional durante dos horas debido a los drones avistados en el espacio aéreo. Todavía la pandemia de coronavirus era impensable.

Estos hechos aumentaron a pesar de que es ilegal volar un avión no tripulado a más de 120 metros en un espacio aéreo restringido o dentro de un kilómetro de radio de la presencia de un aeropuerto.

“Hay operadores aficionados sin educación que simplemente no conocen todas las regulaciones sobre drones. Y por otro lado hay operadores maliciosos que tienen la intención de causar daño”, explicó Sarig Lev, gerente de desarrollo de negocios para drones y soluciones anti-drones en ELTA Systems, una empresa afiliada de Industrias Aeroespaciales de Israel (IAI).

Esa es la razón por la que las tecnologías para detectar y deshabilitar estos vehículos aéreos no tripulados tienen una gran demanda. Al igual que las aves, los drones que pesan solo unos gramos y son demasiado pequeños para ser detectados por radares tradicionales, pueden dañar seriamente los aviones.

Israel tiene soluciones para este peligroso problema que afecta a los aeropuertos de todo el mundo, el ELI-4030 Drone Guard de ELTA Systems.

En 2016 ELTA comenzó a desarrollar Drone Guard para usos militares y civiles. Desde 2017 se han vendido cientos, pero el desarrollo no para de evolucionar.

“La industria de los drones es como la de los teléfonos inteligentes: siempre hay nuevos modelos y amenazas, y por ello debemos adaptarnos. La variedad de drones y la fácil accesibilidad aumentan en todo el mundo”, “Ve todo el movimiento en el cielo y, por ejemplo, distingue a los drones de las aves” afirmó Lev.

En Argentina el Drone Guard ya brindó protección para eventos como la cumbre G20 en Buenos Aires en 2018. Forma parte del arsenal de la Fuerza Aérea Argentina, y es operado por el Grupo 1 de Artillería Antiaérea con base en Mar del Plata. Recientemente, el sistema se probó con éxito en un ejercicio naval de la OTAN en Portugal y en aeropuertos internacionales en Europa, América Latina y el sudeste asiático.

 El Drone Guard es un radar 3D de banda X que detecta y rastrea todo tipo de drones sin interferir con los sistemas de radar de los aeropuertos.

Detalles técnicos –  Ventajas

Detectar y rastrear hasta 4,5 km.

Verificación, Identificación y Clasificación hasta 2.5 Km

Neutraliza hasta 2 Km

Cobertura de acimut de 360°

Elevación: 20° hasta 60°.

Detección y seguimiento – El radar 3D con medición precisa de la altura detecta el objetivo.

Identificación – EO esclava de la detección por radar para la verificación del objetivo.

Interrupción – Interferencia direccional esclavizada al objetivo identificado para la interrupción.

Ligero de peso

Bajo consumo de energía

Vuelo bajo, baja/alta velocidad, bajo RCS

Tal vez te puede interesar: China revela un nuevo drone furtivo basado en portaaviones

2 COMENTARIOS

  1. ¿Alguien sabe si los equipamientos y armamento que se «compró» para el G-20 en Argentina quedaron en nuestro país o eran en alquiler? Creo recordar que incluían sistemas anti drón de este tipo.

  2. Perdón por mi distracción, la FAA en su arsenal. Deberían comprarse unos cuantos más ya que el tema drones es un peligro ya comprobado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.