Crédito Ministerio de Defensa Uruguayo

El 15 de julio, en la Asociación de Rematadores del Uruguay, se celebró el remate del avión presidencial operado por la Fuerza Aérea Uruguaya. Sin embargo, no fueron presentadas ofertas por la aeronave Hawker Siddeley HS 125-700A que fuera adquirida en el año 2018.

«Nadie ofertó por el avión presidencial a pesar de que de que la base era la tercera parte del valor que se pagó en su momento. Vamos a convocar a otro remate. Fue inútil y cara su compra, y más caro es mantenerlo», indico en su cuenta de Twitter el Ministro de Defensa, Javier García.

El precio base de la subasta fue de USD 350 mil. Este valor representa únicamente un tercio de los casi USD 1.010.000 que fueran destinados para su adquisición con el objetivo de realizar vuelos de carácter sanitario. En declaraciones del Ministro, la aeronave no cumplió dicha tarea, donde solo un 10% del total de vuelos fue realizado para esa función. Otra cuestión esgrimida por el funcionario es su elevado coste de mantenimiento, que, en dos años desde su adquisición, ha demando un total de USD 1.600.000.

Las autoridades del Ministerio de Defensa de Uruguay no han confirmado fechas ni convocatorias para realizar un nuevo remate por la controvertida aeronave.

Tal vez te interese Ejército Uruguayo desplegado contra el Coronavirus

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.