El HMS Forth (P222) se unió al Ejército y a la RAF en un ejercicio combinado en una de las islas más remotas y menos pobladas de las Malvinas.

Después de una ajetreada «temporada de recuerdos» en el Atlántico Sur, en la que el barco patrulla recorrió la ruta de los barcos y las tropas que participaron en el conflicto de 1982, el barco de segunda generación de clase River se dedicó a tareas militares más habituales.

Cada pocos meses las tres fuerzas en Malvinas unen sus recursos colectivos para un ejercicio combinado. Este invierno austral, los ojos de los planificadores se posaron en Weddell, la tercera isla más grande de las 778 que componen las Malvinas.
Se encuentra en la costa oeste de la Malvina Occidental a unas 130 millas de la capital Puerto Argentino (Stanley), es unas tres veces el tamaño de Brighton, pero alberga sólo 43 almas.

También está en manos privadas – por lo que los militares recibieron permiso de los dueños Lewis y Stephen Clifton antes de embarcarse en el ejercicio. Con el permiso recibido, los soldados embarcados de la Compañía A, 1er Batallón de Fusileros – la última unidad del Ejército que se desplegó en las Malvinas como la ‘Compañía de Infantería de Roulemont’.

El patrullero Forth – y sus cuatro gemelos – tiene una cubierta de servicio dedicado (literas, duchas, estiba) para más de 50 soldados.

Mientras el Forth se dirigía hacia Weddell, el A400M de la RAF realizó un reconocimiento, confirmando que la ruta estaba despejada para que el barco despachase sus botes de mar Pacific 24 para poner a los hombres en tierra.

«La remota ubicación de la isla proporcionó una excelente zona de entrenamiento para un ejercicio conjunto de tierra, aire y mar», dijo el Capitán de Corbeta Sam Fields, Oficial Ejecutivo del Forth. El paisaje ondulado de la isla, su tamaño y sus pocos habitantes hacían que fuera un escenario ideal para que los soldados realizaran sus maniobras de sección.

Hacia el final del ejercicio se podían ver los Typhoons de la 1435 Flight RAF sobrevolando la isla, trabajando con los soldados para practicar sus habilidades de comunicación y señalización con los jets. A lo largo del ejercicio hicieron uso de los alojamientos para comer y dormir.

Tal vez te puede interesar: Iwo Jima una batalla especialmente dura y sangrienta

1 COMENTARIO

  1. veo que eliminan los comentarios que les incomodan..pero no los de un descerebrado que propone tirar una bomba atómica sobes las islas Falklands,,,no es culpa del Reino Unido que in Dictador con problemas internos haya iniciado una guerra y la perdieran…y reitero la pregunta ¿ lanzaran la bomba atomica desde el Pampa 3…o desde un tUCANO?…esta bueno dejarse de odios pasados y encarar el futuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.