Corresponde al Gobierno del Estado la planificación política – estratégica al nivel Estrategia Total, de la cual se desprenden las planificaciones operativas al nivel de las estrategias particulares. Dentro de estas encontramos la estrategia Militar que planificará el desarrollo de las fuerzas militares, o sea que es al Estado a quien corresponde en último término, decidir el dimensionamiento y capacidades de sus fuerzas militares. No debe olvidarse que una fuerza militar no se forma ni consolida de la noche a la mañana, como asimismo se necesita tiempo en desarrollar los procedimientos estratégicos adecuados para su empleo. Este es un tema relevante tanto para estrategas como para políticos.

La Teoría

El RFD-99-01 «Terminología Castrense de uso en el Ejército Argentino» nos dice que la Estrategia «en un sentido general es el arte de la lucha de voluntades para resolver el conflicto». Esta definición corresponde a la de uno de los más famosos teóricos estrategas de la posguerra, el General francés Andre Beaufre, quien consolidó sus ideas en el libro titulado «Introducción a la Estrategia». Beaufre la definió como «el arte de la dialéctica de las voluntades que emplea la fuerza para resolver el conflicto». Decía que no necesariamente se obtendría la decisión con el empleo militar, y que muchas veces por este medio era irrealizable. La finalidad, para Beaufre, era llevar al enemigo a un estado de desintegración moral suficiente como para aceptar las condiciones que se le querían imponer. Esta idea de estrategia abarca a todas las fuerzas a las que tiene acceso un Estado moderno para imponer su voluntad, por la fuerza, a otro Estado. Estas fuerzas pueden ser su poder político, económico, militar, y recursos morales y psicológicos.

Esta definición difiere de las clásicas definiciones de estrategia, ya que en esta lo militar está subordinado a lo político. Entre las clásicas definiciones de estrategia encontramos algunas como la del Archiduque Carlos quien escribió: «Estrategia es la ciencia de la guerra, ella esboza los planes, abarca y determina la marcha de las operaciones militares. Es, en propiedad, la ciencia de los Comandantes en Jefe»; por su parte Jomini la definió como «todo lo que sucede en el teatro de la guerra».

Para el Mariscal Von Moltke la estrategia «señala el mejor camino que conduce a la batalla, ella dice cuándo y dónde se debe combatir». Observamos en esta última definición una influencia de la teoría de Von Clausewitz, ya que se destaca la batalla como un aspecto central de la estrategia, como su fin último.

Todas las definiciones vistas, más otras que se podrían enumerar de Fuller, Liddel Hart, etc, se refieren a la estrategia como privilegio del componente militar. Pero volviendo a la definición de Beaufre, se observa que la misma se aplica tanto en tiempo de paz como de guerra. Si aceptamos la definición de Beaufre partimos de la premisa que la estrategia Nacional fija los objetivos políticos a alcanzar, y siendo el poder militar uno de sus componentes, se podría decir entonces que la conducción de dicho poder militar para alcanzar los objetivos fijados es lo que se denomina Estrategia Militar, la cual se desenvuelve tanto en tiempo de paz como de guerra. 

Siguiendo con las teorías de Baufre y con las definiciones encontradas en el RFD-99-01 «Terminología Castrense de uso en el Ejército Argentino», tenemos dos «modos estratégicos»: una «estrategia directa» que busca resolver el conflicto o lograr la decisión con la aplicación del poder de combate; y una «estrategia  indirecta» que busca la decisión sin el empleo directo del poder militar y lo hace por medio del poder político, económico, etc.

En base a los objetivos, los medios y la libertad de acción, Baufre definió cinco modelos estratégicos: «la amenaza directa», «la presión indirecta», «las acciones sucesivas», «la lucha total prolongada con débil intensidad militar» y «la victoria militar». Estos pueden vincularse entre ellos y tienen su correspondencia en los modelos estratégicos: en la estrategia directa encontraremos los modelos de amenaza directa, acciones sucesivas y victoria militar; en la estrategia indirecta presión indirecta, lucha total prolongada con débil intensidad militar y acciones sucesivas.  

Por otro lado podemos distinguir dentro de la estrategia un estadio inalterable en el tiempo y otro variable en función de los avances técnico-científicos. Dentro del primer grupo está lo que se denomina «principios estratégicos»; el estadio variable es lo que se ha denominado como «procedimientos estratégicos». La mayoría de los teóricos estrategas coinciden con esto.

Esto se puede aseverar con dos simples ejemplos:

A partir del 11 de septiembre de 2001, se puede decir que asistimos a la destrucción de los elementos de defensa estratégica de la 1ra potencia  militar: la advertencia temprana, el ataque preventivo y el principio de disuasión. La advertencia temprana falló ante la sorpresa total del ataque (ni siquiera  el ataque a Pear Harbour fue una sorpresa total), de haber habido una advertencia temprana hubiese sido difícil lanzar un ataque preventivo contra una organización que no tiene bases, y, la disuasión quedó eliminada con la existencia de  personas determinadas a entregar su vida por su causa.

Vemos como a partir del 11 de septiembre los EEUU debió buscar nuevos procedimientos estratégicos para aplicar a los principios estratégicos defensivos.

Después de Malvinas las FFAA comprendieron que la guerra no era la de Clausewitz, ni la de Mahan, ni la de Douhet. Sino que la misma era el resultado de la unión de las mismas, y que esta se desenvolvía en las tres dimensiones.

Con la Guerra del Golfo, empiezan a surgir, nuevas teorías estratégicas que destacan nítidamente la importancia de la cuarta dimensión: la dimensión satelital o espacial.

¿La Práctica?

Ahora bien, en la Argentina de hoy la Estrategia Nacional tiene fijados objetivos políticos claros y precisos para hacer uso de la Estrategia Militar en cualquiera  de ambos modos?

Existía en 1993 y 1994 durante los atentados a la Embajada de Israel y de la AMIA una teoría Estratégica definida para el empleo de los componentes de la Estrategia Nacional? Ante una agresión externa como fueron los atentados (más allá de la colaboración interna que siempre va a existir en hechos como este) la Argentina movilizó a alguno de los componentes de la Estrategia Nacional?

Ante el conflicto  vigente por la soberanía de las Islas Malvinas ¿Cuál es el modo y modelo estratégico que se le asigna al poder militar?

Conclusión

La respuestas a éstas y muchas otras preguntas  nos tiene que llevar a elaborar una teoría estratégica acorde a la guerra o conflictos (de acuerdo con Beaufre) futuros no a la guerra o conflictos que fueron. Por ejemplo en Malvinas, a mi entender, no existía una teoría estratégica acorde a los tiempos que corrían; y en palabras de Liddel Hart, en su libro «La Estrategia de la Aproximación Indirecta»,: » la mente militar siempre imagina que la próxima guerra será del mismo estilo que la pasada. Esto nunca ha sido el caso y nunca lo será».

La peor derrota de una fuerza militar es aquella que se produce cuando va a la guerra futura con la estrategia del pasado.

La forma más segura de ser derrotado en un conflicto internacional futuro es aplicar estrategias rígidas, útiles en el pasado, pero irrelevantes, obsoletas e inadecuadas en la situación concreta que se enfrentará.

 La abrumadora realidad histórica enseña también que si los Estados desean perdurar en el tiempo y conseguir plasmar sus objetivos nacionales permanentes, deben estar dispuestos  para enfrentar y triunfar en todos los conflictos internacionales en que se vean envueltos. Reside en parte de  esto su soberanía, independencia política y en definitiva su grandeza. 

Nota de Redacción: Las opiniones expresadas en este articulo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Zona Militar.

Tal vez te pueda interesar: Política de defensa argentina. Una reflexión acerca del Decreto Nº 571/2020

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.