Una de las atracciones que ofrecen las redes sociales es la aparición, de tanto en tanto, de material audiovisual o relatos de vivencias sobre acontecimientos que tuvieron lugar hace décadas. Su valor se acrecienta cuando se trata de material inédito que recuerda hechos históricos, sobre todo cuando hablamos de temas militares. En esta ocasión, y gracias a la cortesía de Gabriela Fuentes, pudimos acceder a las fotografías realizadas por el entonces Suboficial de la Armada Argentina Gabriel Damiano. Fotógrafo autodidacta, según describe su nieta, el Suboficial Damiano fue uno de los integrantes de la comisión seleccionada por la Armada para capacitarse en los Estados Unidos, con el objetivo de recibir la formación técnica necesaria para brindar apoyo a los Chance Vought F4U Corsair que se estaban adquiriendo para la Aviación Naval.

Las fotografías (algunas fechadas 1956) nos sumergen en la década de los cincuenta, más específicamente durante la actividad realizada por el personal argentino en los EEUU mientras se capacitaba en los Corsair, así como durante las operaciones del novel Grupo Aéreo Embarcado a bordo del portaaviones ARA “Independencia”. En esta última serie se logra apreciar la cubierta de vuelo ocupada por los F4U-5 y F4U-5N/NL, junto a los North American SNJ-5 Texan y la presencia de un helicóptero Sikorsky S-55. Las imágenes no dejan de ser una muestra de la capacidad y potencial que otrora contaban las Fuerzas Armadas Argentinas en general y de la Armada Argentina en particular. Tal como menciona el TF Sebastián Roa en la efeméride naval de diciembre 2013, “la presencia de un portaaviones marcó el inicio de una nueva etapa en la política naval de nuestro país: la de la Argentina con proyección oceánica”.

Nuestro agradecimiento a Gabriela Fuentes por facilitarnos las fotografías y al Suboficial Gabriel Damiano, por sus servicios brindados a la nación.

Suboficial Gabriel Damiano

Breve referencia sobre el ARA Independencia y su Grupo Aéreo Embarcado

El ARA Independencia perteneció a la clase Colossus, portaaviones ligeros de origen británico diseñados para brindar una solución rápida y económica ante la necesidad de este tipo de buques durante la Segunda Guerra Mundial. De las 16 unidades previstas se construyeron 10 (las otras seis fueron terminadas como clase Majestic), las cuales fueron cedidas a naciones aliadas una vez finalizada la contienda mundial.

Sus medidas acusaban 210 metros de eslora, 24 metros de manga y 7 de calado mientras que se desplazamiento era de poco más 18.000 toneladas. Los Colossus tenían la capacidad de albergar una tripulación de 1050 hombres y contaban con el espacio para acomodar un Grupo Aéreo Embarcado compuesto por 40/50 aeronaves junto a su personal.

El caso del ARA Independencia fue un tanto particular, ya que previamente había lucido el pabellón canadiense bajo el nombre de HMCS Warrior. El país norteamericano lo operó por un breve lapso (1946-1948) devolviéndolo a su dueño original. Una década más tarde, la Royal Navy lo pone en venta, ocasión que fue aprovechada por la Armada Argentina. El por entonces presidente Arturo Frondizi autorizó la compra en 1958, decisión que estuvo conforme a las numerosas inspecciones y estudios del buque que había realizado la Armada. El 4 de noviembre de 1958 se toma posesión oficialmente del buque portaaviones, siendo rebautizado como ARA Independencia. Su arribo al Apostadero Naval Puerto Belgrano se concretó el 30 de diciembre del mismo año.

El ARA Independencia operó hasta el año 1969, para luego ser reemplazado por un buque hermano: el ARA 25 de Mayo (anteriormente HMS Venerable y HNMLS Karel Doorman)

Chance Vought Corsair F4U-5/N/NL

Caza naval concebido a finales de la década de los treinta, sus distintas versiones prestaron distinguido servicio durante la Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Corea, entre otros conflictos. La Aviación Naval Argentina comienza el proceso de incorporación en 1957, adquiriendo un total de 26 Corsair en tres versiones: F4U-5 (caza y ataque diurno), F4U-5N (caza y ataque nocturno) y F4U-5NL (caza y ataque todo tiempo).

F4U-5: Versión que contó con una nueva motorización, el Pratt & Whitney R-2800-32W Double Wasp de la serie E. El nuevo motor requirió cambios en la sección frontal del fuselaje, otorgando una mejor visibilidad delantera. Otras modificaciones incluyeron el reemplazo de partes móviles, ahora construidas en aluminio, así como mejoras en cuanto a la disposición y ergonomía de la cabina. Se fabricaron 223 unidades.

F4U-5N/NL: Resultaron las versiones mas avanzadas de la familia en lo que a capacidad de operación nocturna y todo tiempo se refiere, gracias a que estuvieron equipados con el radar AN/APS-19.  El mencionado equipo contaba con cuatro modos: Navegación, Búsqueda y Detección, Intercepción de Blancos Aéreos y Tiro a Ciegas.

 La versión NL adoptó las enseñanzas de la Guerra de Corea en cuanto a la capacidad de operar en ambientes fríos, incorporando sistemas de deshielo en las alas, estabilizadores, parabrisas y hélices. De estas versiones se fabricaron 214 y 101 unidades respectivamente.

Incorporados a la Escuadrilla Aeronaval de Combate (luego en la 2da Escuadrilla Aeronaval de Ataque), los Corsair comenzarían a desplegar a bordo del ARA Independencia en el año 1959. Serían dados de baja en 1965.

Características generales

Potencia: 2850hp – 2300hp (F4U-5 / F4U-5N)

Velocidad máxima a 28000 pies: 743km/h – 756km/h (F4U-5 / F4U-5N)

Velocidad máxima a nivel de mar: 648km/h – 610km/h (F4U-5 / F4U-5N)

Alcance: 1667km – 1802km (F4U-5 / F4U-5N)

Trepada: 1290 metros por minuto – 1152 metros por minuto (F4U-5 / F4U-5N)

Techo de servicio: 13400 metros – 12620 (F4U-5 / F4U-5N)

Armamento: 4 cañones de 20mm, cohetes de 5 y 11.75 pulgadas, bombas de 900 o 454kg.

North American SNJ-6 Texan.

Monomotor biplaza de entrenamiento, entró en servicio a mediados de la década de los treinta. De prolífica producción y variantes, la Aviación Naval Argentina fue uno de sus tantos usuarios incorporando a partir de 1947 diferentes tandas hasta totalizar poco mas de 120 unidades. Prestaron servicio en las Escuadrillas Aeronavales de Ataque y en la Escuela de Aviación Naval.

Sikosrky S-55A/B

Helicóptero utilitario empleado para el transporte de personal, pertrechos o como medio de salvamento a bordo del ARA Independencia. La Aviación Naval incorporó sus primeras unidades (tres) a mediados de la década de los cincuenta los cuales serían reforzados con una partida adicional de 5 helicópteros en 1960 (versión Bravo). A bordo del ARA Independencia desempeñó tareas de rescate.

Fotos: Gabriel Damiano vía Gabriela Fuentes / GF Photography

19 COMENTARIOS

  1. Que lindos los Corsair. Mi abuelo fue piloto naval del Martin Mariner, pero siempre me decía que volar el Corsair hubiera sido un sueño.

  2. Que hermoso avión el Corsario, me encantó desde que lo ví por 1ra vez en la serie «Los Tigres Voladores» (Black Sheep Squadron), siendo dotación del VMF-214 al mando del as Greg «Pappy» Boyington.

  3. Muy lindo los aviones, lastima que para mediados de la.decada de los 50 s eran chatarra. Siempre paso lo mismo, USA siempre le vendio cosas viejas a nuestras fuerzas armadas a cambio de que les chupemos las botas y cedamos soberanía, patética la mentalidad los militares argentinos, siempre dieron vergüenza…

  4. Marcelo viendo las imágenes ,pensaba lo mismo estámos hablando de fines de la década de los 50 y esos aviones son de la segunda guerra mundial ,y hay que aclarar que después de la segunda guerra se acelera el avance de los aviones a reacción sobre todo las grandes potencias cad 8 años es el promedio de los modelos nuevos que se incorporan estos aviones no hubieran servido , y lo que vamos es que siempre esté pais va años luz pero para atrás…

  5. Yo creo que no era decisión de los militares, fíjate que los compró Frondizi. Siempre son los gobiernos democráticos que compran material de cuarta. También depende mucho de lo que quieran vender. Kennedy impuso en su momento restricciones a la venta de armas a países periféricos…

  6. Para mediados de la década de los cincuenta Estados Unidos hacía uso aún de los Corsair como avión de ataque y asalto en la guerra de Corea. Los franceses también los usaban masivamente en el conflicto de Algeria. Era un avión de ataque perfectamente válido en aquelos tiempos.

  7. Tuve el hoinor de conocer al que fué comandante de esa escuadrilla cuando el Corsair estaba siendo incorporado a la Armada, CF (RE) Don Hugo Frontroth quien fue el primer piloto argentino en ser catapultado desde aquel venerable portaaviones y del cual guardo increíbles anécdotas tanto respecto de su catapultaje como de todo el proceso de adquisiciónes e incorporación de tan valiosa aeronave. Sin obviar, claro, comentarios personales acerca de la situación política y geopolítica de aquellos días.
    Una pequeña corrección: el portaaviones ARA Independencia, como toda la saga de la serie Colossus/Majestic tenía una eslora básica de 210 metros. Si alguno medía algunos metros más, se debía a la inclusión del recuperador de estrobos de la catapulta.
    Saludos

  8. Muy buenas fotografías….pude visitarlo cuando muy chico….lindo recuerdo esos amarillos….una imagen que siempre recordaré…. felicitaciones por conservar nuestra historia….

  9. Buenos recuerdos, aunque me causa cierto dolor ver lo que fuimos y ver cómo estamos en la actualidad, sin portaaviones, con un reducido numero de aviones, con ciertas capacidades perdidas. Recuerdos que duelen.

  10. Roberto, con todo respeto, pero eso de que «no nos dejaron». Pará….. siempre con lo mismo: le echamos la culpa a los otros y no nos queremos dar cuenta que al problema lo tuvimos/tenemos dentro del país.

  11. Mi papa hizo la colimba en la base aeronaval espora estaba asignado en la usina eléc
    trica que habia en ese momento solo hizo un viaje en un hidroavion catalina ademas conoci al suboficial nuñez que fue mecanico aeronáuticos de todo estos aviones cuyo hijo escribe libros de aviacion que se venden en librerias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.