Australia

Australia aumentará su gasto de defensa en un 40 por ciento en los próximos 10 años, centrando todas sus adquisiciones militares en activos de largo alcance que se centrarán en la región del Indo-Pacífico, según comunicó el Primer Ministro, Scott Morrison.

En su discurso, Morrison aseguró que las tensiones con China aumentarán y que por ello, Australia gastará $270 mil millones (USD 186.5 mil millones) en los próximos 10 años para adquirir capacidades de ataque de mayor alcance en el aire, el mar y la tierra. Como dijo el primer ministro, «todos los esfuerzos estarán enfocados en la región del Indo-Pacífico», y la amenaza latente de una China cada vez más poderosa.

“Queremos un Indopacífico libre de coerción y hegemonía. Queremos una región donde todos los países, grandes y pequeños, puedan interactuar libremente entre sí y guiarse por las reglas y normas internacionales”, dijo Morrison durante su discurso en Canberra.

También así lo cree Sam Roggeveen, director del Programa de Seguridad Internacional del Instituto Lowy, con sede en Sydney, al decir que «China es el elefante tácito en la sala». Y dijo que, «si bien es absolutamente correcto que nos centremos en nuestra región, la compra de misiles de largo alcance, especialmente los destinados a objetivos terrestres, podría invitar a una respuesta de Beijing».

Por su parte, como parte de los planes de Morrison, Australia primero compraría 200 misiles anti buque de largo alcance de la Marina de los EE. UU. por USD 800 millones, y también consideraría desarrollar misiles hipersónicos que puedan viajar al menos a cinco veces la velocidad del sonido.

En particular, el aumento en el gasto de defensa de Australia complacerá al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien acusó a los aliados de dar por sentada la protección de Washington.

Las relaciones bilaterales entre China y Australia se han deteriorado notablemente en los últimos meses, cuando Australia decidió iniciar una investigación independiente destinada a encontrar el origen de la pandemia ocasionada por el virus covid-19.

Asimismo cabe recordar que Australia prohibió en 2018 el acceso de Huawei (compañía china) a la naciente red de banda ancha 5G, cosa que también enojo al gigante asiático. También Australia ha estado sugiriendo que un «actor estatal sofisticado» ha pasado meses intentando hackear todos los niveles del gobierno, organismos políticos, proveedores de servicios esenciales y operadores de infraestructura crítica. Los medios australianos aseguran que el actor estatal sofisticado hace referencia a China.

Del mismo modo, cabe destacar que ambos países compiten por la influencia en el Pacífico en términos de comercio internacional.

Por su lado, China niega que estar detrás de la avalancha de ciberataques.

Tal vez te pueda interesar: India despliega su sistema de misiles en la frontera con China

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.