Frente al agravamiento de la situación sanitaria en Bolivia fue detectado un aumento sostenido de tránsito ilegal de personas en la frontera con la Argentina. La situación fue informada al Estado Nacional por el gobernador de la provincia de Salta, Gustavo Saénz; que solicitó la presencia del Ejército Argentino en apoyo de la Gendarmería Nacional.

El Gobierno Nacional, bajó requerimiento del Ministerio de Seguridad de la Nación, solicitó el despliegue del Ejército Argentino en la frontera con Bolivia. Los recientes desbordes, producidos por individuos que atravesaron la frontera en busca de atención médica, hace que la Gendarmería Nacional no pueda realizar un control efectivo en los puestos de control.

A esta situación se suma cuestiones climáticas y geográficas. La baja del río Bermejo, ubicado en el limite entre Argentina y Bolivia, ha provocado la reducción sustancial de su cauce, el cual, puede ser vadeado sin dificultades.

El despliegue de efectivos del Ejército Argentino se dan conforme a las leyes nacionales vigentes. La Ley Nº 24.059 de Seguridad Interior establece en su articulo Nº 27 el empleado subsidiario de la Fuerzas Armadas en apoyo de las Fuerzas de Seguridad. Por lo cual: “el Ministerio de Defensa dispondrá en caso de requerimiento del Comité de Crisis- que las fuerzas armadas apoyen las operaciones de seguridad interior mediante la afectación a solicitud del mismo, de sus servicios de arsenales, intendencia, sanidad, veterinaria, construcciones y transporte, así como de elementos de ingenieros y comunicaciones”.

Tal vez te pueda interesar: Las prioridades de equipamiento del Ejército Argentino

1 COMENTARIO

  1. A mí me pueden llamar racista, intolerante, etc, pero estoy harto que bolivianos atraviesen nuestras fronteras cuando se les da la gana para obtener lo que quieran gratis, encima hay que escuchar las lecciones de Evo Morales. Las fronteras están cerradas por la pandemia, mejor que lo entiendan; Paraguay también.

Deja un comentario