ataque a riad

Esta madrugada, la capital de Arabia Saudita fue sorprendida por un ataque de misiles balísticos y drones. La noticia del ataque fue dada a conocer por la Embajada de los Estados Unidos en Riad, quienes mediante un Security Alert informaron a sus ciudadanos del ataque en proceso y de las medidas de precaución y resguardo que debían tomar en ese momento. A si mismo, usuarios de Twitter en Arabia Saudita subieron vídeos del ataque, alegando que Yemen era el posible responsable del mismo. Sin embargo, poco se supo del desenlace hasta entrada la mañana, cuando mediante un comunicado emitido por televisión, el portavoz militar de los hutíes, confirmó haber sido el responsable del ataque.

De esta forma se pudo confirmar la sospechas. Yemen, aliado de Irán, habría orquestado el ataque a la capital saudí teniendo como objetivos el Ministerio de Defensa y una base militar.

Ambos países se encuentran involucrados en un conflicto armado que en la actualidad se encontraba bajo un acuerdo de alto al fuego a raíz de la crisis mundial ocasionada por la pandemia de covid-19.

Por su parte, el portavoz de los hutí afirmó que los objetivos eran el edificio del Ministerio de Defensa y la base aérea Rey Salaman, pero la coalición militar lideraba por Arabia no confirmó los objetivos, solo estableció que hubo un ataque aéreo con misiles que fueron interceptados, sin hacer referencia a potenciales daños.

El conflicto entre ambas partes encuentra sus raíces en la Primavera Árabe del 2011 cuando el levantamiento obligó a Ali Abdullah Saleh, a dejar el poder de Yemen en manos de su vicepresidente, Abdrabbuh Mansour Hadi. Sin embargo, la situación continuó escalando hasta llegar a su punto de máxima tensión cuando comenzaron a interceder terceros en el conflicto.

El movimiento hutí, que defiende a la minoría chiita zaidí de Yemen, fue un movimiento conocido por luchar contra el régimen autoritario de Saeh en a década precedente a la Primavera Árabe. Los chiitas pertenecen a una rama del islam que se encuentra envuelta en un eterno conflicto con el sunismo. El problema, inicialmente de corte religioso, se transformó en uno con connotaciones fuertemente estratégicas, cuando Irán y Arabia Saudita comenzaron a participar de la escalada de conflicto.

En el 2015 el involucramiento de Arabia Saudita y otro ochos países árabes de mayoría sunitas tornó el conflicto local en uno de escala internacional con el apoyo de Estados Unidos, Reino Unido y Francia por un lado, y de Irán y Yemen por el otro.

Desde entonces Yemen ha estado en guerra con la coalición de Arabia Saudita y, aunque Irán niega su participación bélica en el conflicto, se sabe que dicho país proporciona armamento y logística al movimiento hutí. Una serie de medidas tomadas por Arabia hacia su vecino del sur, entre ellas, el bloqueo de fronteras para evitar el tráfico de armas provenientes de Irán, ha dejado a la nación al borde de la hambruna y de una crisis humanitaria sin precedentes. La situación en Yemen es critica con un saldo alto de muertes y perdidas en estructurales en lo que ya vienen siendo años de conflicto armado.

Imagen de portada: Reuters.

Tal vez te pueda interesar: La salida del Acuerdo de Irán por parte de EE.UU. podría ser la responsable de la crisis que hoy enfrenta Arabia Saudita en la región

¡Apoyanos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.