Una versión especialmente configurada del F-35 para combatir el sistema de defensa aéreo ruso S-400, será entregado a la Fuerza Aérea de Israel este 4 de julio proveniente de EE.UU.

El avión de combate de quinta generación de Lockheed Martin sufrió una modificación destinada a operar en territorio controlado por el S-400. El avión ha sufrido una actualización para operar en la IAF y convertirse en el principal avión de combate dentro de la fuerza. A si mismo, además de la versión de prueba especialmente configurada del F-35, Israel recibirá otras tres unidades del avión de quinta generación para completar la flota, pero estos están programados para arribar en noviembre, elevando el número de aviones a 27 unidades de los 50 que figuran en el contrato actual.

El F-35 especialmente configurado de prueba se entregó oficialmente a la IAF hace un año, y desde entonces se le han instalados algunos sistemas nuevos desarrollados por Israel. Pero los sistemas más sensibles se instalarán solo después de que el avión aterrice en Israel este mes de julio.

Actualmente, la IAF opera 20 F-35 (Adir) y los usa en combate. Una de las capacidades claves del F-35 es su capacidad de absorber señales electrónicas de radares y sistemas de defensa aérea y clarificarlas rápidamente, luego geolocalizarlas y mostrarlas al piloto, que evaluará la situación. A si mismo, el avión puede distribuir esos datos a otros aviones de combate.

Los datos críticos son recopilados por las antenas pasivas del avión incrustadas en los bordes del F-35. Alimentan la información de las señales a las computadoras del avión. Usando interferómetros, se puede definir el menor retraso de tiempo entre el momento en que una señal golpea una antena con otra para determinar de dónde proviene la emisión de radiofrecuencia amenazante.

El ya avanzado sistema ELINT del F-35 será mejorado aún más por la IAF, en colaboración con las compañías de defensa de Israel.

Desde que el avión de combate sigiloso llegó por primera vez a Israel, algunos sistemas fabricados localmente en el país se han probado parcialmente en diferentes escenarios, pero el avión de prueba permitirá que estos nuevos sistemas se pongan a prueba por completo en el terreno.

El avión de prueba permitirá que cada uno de los F-35 israelíes funcione como un «generador de objetivos» para todas las fuerzas terrestres y navales israelíes gracias a lo que algunos han descrito como un sistema de comando y control construido por Israel.

Las compañías israelíes que están desarrollando estos sistemas para los F-35 son reacios a proporcionar detalles sobre el desarrollo de los mismos.

Eitan Ben Eliyahu, ex comandante de la IAF, dijo a Breaking Defense que el F-35 aportará dos capacidades principales a la Fuerza Aérea israelí: «El sigilo, por supuesto, es el obvio y es crucial en un área donde diferentes fuerzas implementan sistemas antiaéreos avanzados», y la segunda capacidad es «la que permite que este avión reciba y distribuya todo tipo de datos de combate de una larga lista de sensores. Esto es muy importante para una fuerza aérea que realiza misiones de combate casi a diario «, dijo Ben Eliyahu.

Tal vez te pueda interesar: Taiwán equipará con un avanzado sistema de guerra electrónica a sus F-16V

4 COMENTARIOS

  1. Israel ya ha logrado vencer a sistemas rusos como el Pansir en Siria. Veremos si puede hacer lo mismo con el S-400. Para el piloto de este avión será una jugada muy peligrosa. Si el sistema anti S-400 falla, caerá en manos de muchachitos muy malos, en el caso de que consiga escapar del avión antes que se haga pelota en suelo sirio.

  2. Los Israelitas se están preparando pero no para recibir al Sr.Jesucristo en su segunda venida,sino para matar.

  3. Este tipo de pruebas son extremadamente peligrosas, pero Israel está desarrollando nuevas tecnologías militares que de ser efectivas podría llevar la ventaja con sus vecinos muy incómodos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.