El Northrop F-89 Scorpion, bimotor todo tiempo, fue el primer avión interceptor a reacción diseñado específicamente para ese papel en entrar en servicio en el Comando de Defensa Aérea. El avión biplaza tenía un operador de radar que guiaba al piloto, lo que permitía al F-89 localizar, interceptar y destruir los aviones enemigos de día o de noche en cualquier tipo de condición meteorológica.

Oficialmente designado como caza, el F-89 estaba propulsado por dos motores Allison J35 con 8.000 libras de empuje, cada uno con un postquemador. La aeronave tenía una velocidad de crucero de 465 mph (748 km/h) con postcombustión tenía una velocidad máxima de 630 mph (1013 km/h), un alcance de 1.000 millas (1609 km), y un techo de servicio de 45.000 pies (13.716 metros).

El F-89 realizó su primer vuelo en agosto de 1948, y las entregas a la Fuerza Aérea de los Estados Unidos comenzaron en julio de 1950. Se fabricaron un total de 1.050 interceptores y los aviones permanecieron en servicio hasta finales de la década de 1960. Como interceptor, el avión fue diseñado para derribar bombarderos nucleares soviéticos antes de que pudieran llegar a los Estados Unidos.

El F-89 estaba equipado con las armas más avanzadas disponibles en ese momento, aunque seguía siendo en gran medida convencional para la época, con su configuración interna de turborreactor de dos motores y tomas de aire montadas a baja altura a lo largo de los lados del fuselaje.

Fue el primer avión de combate de la Fuerza Aérea en llevar un armamento completo de cohetes y el primer avión equipado con los misiles guiados aire-aire Hughes Falcon, que podían ser lanzados automáticamente en una ráfaga una vez que la mira del radar del avión determinaba que estaba alineado con el objetivo, un bombardero.

En particular, el Scorpion fue modificado para aumentar su potencial de ataque.

El F-89J (modificado a partir del F-89D) se convirtió en el primer avión de combate armado con armas nucleares aire-aire, el cohete Genie no guiado. En julio de 1957, disparó un cohete de prueba Genie con una ojiva nuclear, que detonó en un campo de pruebas de Nevada. Eso marcó el primer lanzamiento de tal arma.

El Genie MB-1, más tarde rebautizado como AIR-2A y popularmente apodado «Ding Dong», era un cohete de tres metros de largo armado con una ojiva nuclear W25 de 1,5 kilotones en su extremo. Los AIR-2 se convirtieron más tarde de cohetes atómicos aire-aire en un arma convencional para hacer estallar objetivos en tierra. En lugar de la ojiva nuclear de 1,5 kilotones dentro del Genie, los técnicos rellenaron la cabeza con pequeñas bombas del tamaño de granadas de mano. Sin embargo, para cuando se hicieron estas modificaciones, el F-89 Scorpion estaba siendo reemplazado por nuevos y más modernos aviones, incluyendo los F-4 Phantom Jets.

Sin embargo, durante gran parte de los primeros años de la década de 1960, el Scorpion y el Genie se combinaron.

En total, 350 de los F-89D fueron convertidos a modelos «J» y estos se convirtieron en los primeros cazas-interceptores del Comando de Defensa Aérea en llevar armamento nuclear. A partir de finales de la década de 1950, los antiguos F-89 de la Fuerza Aérea fueron transferidos a la Guardia Nacional Aérea, sin armas nucleares, y el último de ellos se retiró en julio de 1969.

Tal vez te puede interesar: Putin cambia la doctrina militar rusa permitiendo a Rusia iniciar una guerra nuclear

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.