El Gobierno de Nueva Zelanda anunció que una flota de cinco C-130J-30 Super Hercules reemplazaría la flota actual de C-130H Hercules operada por la Real Fuerza Aérea de Nueva Zelanda para operaciones tácticas de transporte aéreo.

La flota de Hércules existente, tienen más de 50 años en servicio y han estado involucrados en una serie de averías vergonzosas en los últimos años.

El gobierno anunció que el C-130J había sido seleccionado como la plataforma preferida en 2019, y que tanto las cinco unidades como el simulador de vuelo se están adquiriendo mediante el programa Foreign Military Sales (FMS) de los Estados Unidos.

Por su parte, el ministro de Defensa, Ron Mark, dijo que los nuevos aviones se utilizarán para operaciones en Nueva Zelanda, el Pacífico Sur y la Antártida.

“Generaciones de neozelandeses han crecido y envejecido con el Hércules, y saben que estos aviones son una primera línea de respuesta esencial “, dijo Mark. También, el ministro dijo que los nuevos aviones podrán transportar una carga útil más grande, así como viajar más lejos y más rápido que la flota actual.

Tres de los actuales aviones Hércules C-130 de Nueva Zelanda datan de 1965 y los otros dos de 1969. Los mismos han sido actualizados a lo largo de los años, pero las fallas frecuentes han obstaculizado algunas misiones de alto perfil. En un momento el año pasado, toda la flota quedó temporalmente en tierra.

Nueva Zelanda recibirá el primero de los nuevos aviones C-130J-30 en 2024 con la flota completa operando para 2025. El precio de 1.5 mil millones de dólares neozelandeses (USD 1 mil millones) incluye un simulador de vuelo y una infraestructura de apoyo.

Tal vez te pueda interesar: China construye un complejo de alta seguridad para establecer una base naval

Deja un comentario