El USS Gerald Ford, el nuevo portaaviones de la Marina de los EE.UU. todavía presenta problemas técnicos importantes en dos de sus sistemas, según un nuevo informe del Government Accountability Office, (GAO, por sus siglas en inglés).

En el informe se especifica que a pesar de haber madurado sus tecnologías criticas, la Marina de los EE.UU. aún está luchando por demostrar confiabilidad en los sistemas claves, incluido el sistema de lanzamiento de aeronaves electromagnéticas (EMALS), el sistema Advanced Arresting Gear (AAG) y el radar de doble banda (DBR), según GAO.

El portaaviones Clase Gerald R. Ford, con el afán de reemplazar a los portaaviones de Clase Nimitz, se ha visto involucrado en excesos de costo y problemas técnicos, particularmente relacionados con sus elevadores de municiones.

La US Navy certificó un quinto elevador de armas a bordo del Ford en abril, pero según la GAO, ninguno de los elevadores de armas está actualmente operativo, lo que significa que los elevadores aún no pueden llevar municiones a la cubierta de vuelo desde las cubiertas inferiores.

A principios de esta semana, la Marina anunció que el barco pasó de las operaciones de portaaviones a la preparación para el combate marítimo, incluido el movimiento de armas inertes desde una cubierta inferior a la cubierta de vuelo.

El informe de la GAO señala que en septiembre de 2019, la Marina aumentó el límite de costos de CVN 78 en USD 197 millones a USD 13.2 mil millones, en parte para corregir las deficiencias en los ascensores. Según GAO, la Marina ahora apunta a completar todo el trabajo de elevadores para esta primavera.

Tal vez te pueda interesar: La Marina de los EE.UU. “muestra músculo” en el Mar del Sur de China

Deja un comentario