El US Army ha comenzado a probar un nuevo buscador multimodal, una mejora del Precision Strike Missile, aunque el misil no entrará en servicio hasta 2023.

Se espera que el buscador mejorado forme parte de un importante programa de mejora previsto para 2025.

El nuevo buscador multimodal fue probado ayer por primera vez fuera del laboratorio. Debería permitir que el misil mejorado, conocido como “Spiral One”, detectara una variedad de objetivos móviles en tierra y mar, dijeron oficiales del ejército a los periodistas esta tarde.

La prueba de ayer cumplió cinco años. El Ejército lanzó una iniciativa en 2015 llamada “Misil Anti-Navío Terrestre” (LBASM). ¿El desafío? Mientras que los cohetes y misiles de artillería de largo alcance del Ejército pueden alcanzar coordenadas fijas con gran precisión, los barcos no se quedan quietos. Si el Ejército iba a ayudar a la Armada y a la Fuerza Aérea a enfrentarse a la marina china, necesitaba mejorar sus misiles para que pudieran atacar objetivos móviles.

Eso requería un nuevo sensor – o mejor aún, múltiples sensores – para rastrear el objetivo de diferentes maneras y a diferentes distancias. Una vez que el misil llega al área aproximada del objetivo, el “buscador multimodal” inicialmente escucha las emisiones de radiofrecuencia de las comunicaciones y el radar del enemigo. A medida que el misil se acerca al objetivo, el buscador activa su modo de imágenes infrarrojas para afinar el punto preciso en el que va a atacar.

El prototipo de misil de ataque de precisión (PrSM) de Lockheed se dispara desde un camión lanzador HIMARS del ejército en su primera prueba de vuelo, diciembre de 2019.

En la imagen: El prototipo de misil de ataque de precisión (PrSM) de Lockheed se dispara desde un camión lanzador HIMARS del ejército en su primera prueba de vuelo, diciembre de 2019.

Tal vez te puede interesar: Lockheed considera un éxito la prueba del misil de ataque de precisión

Deja un comentario