Sir Richard Dearlove, un ex jefe del MI6 dijo que cree que la pandemia de coronavirus pudo haber “comenzado como un accidente” en un laboratorio chino.

Sir Richard Dearlove citó un nuevo estudio “importante” realizado por investigadores británicos y noruegos que cree que podría “cambiar el debate”. Los investigadores afirman haber descubierto pistas que sugieren que los elementos clave se “insertaron” en la secuencia genética del virus y es posible que no hayan evolucionado de forma natural, una perspectiva impugnada por casi todos los demás científicos que estudian la composición del virus.

El estudio había sido rechazado por varias revistas y reescrito varias veces, eliminando las partes dónde se acusaba a China, antes que se publicará en Quarterly Review of Biophysics Discovery, según dijo The Telegraph. Acorde a los informes, el coautor inicial, John Fredrik Moxnes, asesor científico jefe del Ejército noruego, pidió que se eliminara su nombre de la publicación.

Aparentemente, los investigadores todavía están buscando un editor para publicar un nuevo artículo, que según The Telegraph, afirma que el Covid-19 es un virus notablemente bien adaptado para la coexistencia humana“, y que “es probable que sea el resultado de un experimento de laboratorio que estaba desarrollando virus quiméricos de alta potencia“.

En medio de los intentos de Donald Trump de echarle la culpa a China, etiquetando repetidamente al Covid-19 como el “virus chino”, el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, afirmó que había “enormes pruebas” de que el virus fue creado por el hombre. Sin embargo nunca proporcionó evidencia.

Posteriormente, la oficina del Director de Inteligencia Nacional de EE. UU. argumentó estar “de acuerdo con el amplio consenso científico de que el virus Covid-19 no fue creado por el hombre ni modificado genéticamente“, sino que por el contrario, “la comunidad de inteligencia continúa examinando rigurosamente la posibilidad de que haya sido un accidente de laboratorio”.

En el Reino Unido, el secretario de salud Matt Hancock dijo que el gobierno no ha visto “evidencia” que sugiera que el virus se originó en un laboratorio.

Por otro lado, el consenso científico establece que el virus se originó en los murciélagos, y la composición genética del virus indica que probablemente saltó naturalmente a un animal intermedio antes de dar el salto a los humanos. La teoría es que el virus se originó en un mercado de Wuhan.

Si bien el análisis reciente de los primeros 41 pacientes conocidos de coronavirus, 27 de ellos tenían una conexión con el mercado, pero el primer paciente no, muchos científicos aún mantienen que el mercado es donde se originó el virus.

Mientras tanto, dos laboratorios, el Centro de Control de Enfermedades de Wuhan y el Instituto de Virología de Wuhan, que habían examinado los virus en los murciélagos, han alimentado la especulación de que el virus puede haberse originado allí, pero también carecen de evidencia sólida.

A raíz de la epidemia de Sars, los científicos chinos han pasado años buscando cuevas remotas en busca de nuevos coronavirus en murciélagos, para permitir una mayor preparación en caso de que surgiera uno.

Sin embargo, Sir Richard, quien fue jefe del MI6 hasta 2004, sugirió que los científicos podrían haber estado llevando a cabo experimentos de empalme genético, aunque rechazó “absolutamente” las teorías de conspiración de que esto podría haber sido para fines malévolos.

“Es un negocio arriesgado si cometes un error”, dijo Sir Richard a The Telegraph. “Mire las historias de los intentos de los líderes de bloquear cualquier debate sobre los orígenes de la pandemia y la forma en que las personas han sido arrestadas o silenciadas”.

y añadió: “esto plantea el problema de si China alguna vez admitiera su responsabilidad, ¿pagará reparaciones? Creo que hará que todos los países del mundo reconsideren cómo tratar con China y cómo la comunidad internacional se comporta hacia el liderazgo chino”.

Ningún científico que estudie la composición genética de Covid-19 ha informado de signos de que fue manipulado, a excepción de del estudio que cita, al profesor Angus Dalgleish de la Universidad de Londres como co autor.

Con países como Estados Unidos, que buscan politizar el virus, el subdirector del Wuhan Instite of Virology denunció en abril las afirmaciones sobre “teoría de la conspiración” como maliciosa y diseñadas para “confundir” a las personas.

“Como profesionales que realizamos estudios virales, sabemos claramente qué tipo de investigación se está llevando a cabo en el instituto y cómo el instituto maneja los virus y las muestras. Como dijimos desde el principio, no hay forma de que este virus provenga de nosotros ”, dijo Yuan Zhiming a los medios estatales.

Y agregó, “espero que todos dejen de lado sus prejuicios y puedan proporcionar un entorno racional para la investigación sobre el rastreo del origen del virus”.

Tal vez te pueda interesar: Científicos del Ejército estadounidense dicen que podrían tener una vacuna COVID-19 para fin de año

1 COMENTARIO

  1. La noticia no es nueva; Es un laboratorio financiado por una ONG estadounidense en China, lo cual llama a suspicacias conspiranoicas de todo tipo.-

Deja un comentario