En el actual contexto atravesado por la Pandemia COVID-19, el Ejército de Chile realizó un entrenamiento de reabastecimiento aéreo.

En total fueron realizados dos entrenamientos con la finalidad de transportar elementos de primera necesidad, como agua y medicamentos, a comunidades aisladas o de difícil acceso. El primero de lo ejercicios fue realizado por Brigada de Operaciones Especiales (BOE) “Lautaro”. Fueron empleados para realizar cargas por vía externa helicópteros Cougar AS-532. En total 20 efectivos, más la tripulación de la aeronave, instalaron plataformas para transportar hasta 4.500 kilogramos de carga.

El segundo ejercicio fue realizado en la localidad de Punta Arenas, en el sector Punta Prat cercano a la capital regional. Fueron realizados ejercicios de transporte y lanzamiento de cargas y paracaidistas desde aviones CASA C-212. El Teniente Coronel Rodrigo Bravo indicó que “se busca entrenar competencias en cuanto al empleo del medio aéreo, especialmente durante este período donde resulta fundamental brindar soporte a las necesidades de la población. Lo anterior no implica sólo la entrega de elementos sanitarios, sino también en el traslado de enfermos”.

Ha de destacar que las unidades BOE realizaron el salto en paracaídas con todo su equipamiento y cargas de 200 kilogramos de peso desde los 1.200 pies (370 metros aprox.). De los saltos participaron enfermeros militares de combate, como afirmó Mayor Ricardo Gómez, Comandante de la Compañía de Comandos N° 5 “Lientur”.

Tal vez te interese Armada de Chile recibe dos buques de guerra australianos

Deja un comentario