Pilotos del Ejército del Aire Español se han incorporado a la Fuerza de Reconocimiento de Aviones no Tripulados de la OTAN, ubicada en la Base Aérea de Sigonella en Sicilia.

La participación de los pilotos permite operar el medio empleado por la unidad de la OTAN: RQ-4 Global Hawk, que se complementa en misiones de reconocimiento con los Predator-B empleados por el Ejército del Aire Español.

Al día de la fecha, está planificado que operen un total de cinco aviones Global Hawk. El primero de ellos fue recibido el pasado 21 de noviembre de 2019. La OTAN espera que conforme finalicen la pruebas y evaluaciones la unidad este plenamente operativa durante el primer semestre de 2020.

La puesta en servicio de la unidad significa la preparación de analistas, operadores de sensores y mecánicos de mantenimiento para la creación de un centro de capacitación para efectivos de la OTAN.

Una vez en pleno funcionamiento, 22 instructores, incluidos pilotos y tripulaciones, recibirá e impartirán sus conocimientos a un total de 80 alumnos al año.

Tal vez te interese Comienzan las pruebas de los MQ-9 Predator B del Ejército del Aire Español

1 COMENTARIO

Deja un comentario