En 1926, la Armada Argentina presenta un programa de renovación y potenciación naval. En este mismo programa se preveía la adquisición de unos 3 cruceros ligeros, 5 destructores, 6, submarinos y un numero de embarcaciones de apoyo. El programa sufrió modificaciones, los cruceros fueron tres, pero no todos terminaron siendo o denominados «ligeros». En 1928 y en 1929 se botan 2 Cruceros Pesados en astilleros italianos. El primero, bautizado «Almirante Brown», se comenzó a construir en el Astillero Odero, y el segundo el «25 de Mayo» en el Astillero Orlando Leghorn. Cada unidad le costo al país unas 1.225.000 libras (75 millones de pesos argentinos).

Para el año ’31 los Cruceros ya terminados izan el pabellón nacional, rinden honores a la enseña italiana y comienzan su viaje hacia el puerto de Buenos Aires, en donde se los recibiría con un enorme jubilo.

Principalmente las tareas de estos 2 buques era dar apoyo a los 2 acorazados que ya poseía nuestra flota, el ARA Moreno y el ARA Rivadavia. A pesar de que las unidades principales de la flota crecerían en numero hasta 1939 con los 3 cruceros incorporados, la cantidad de buques pantalla en dotación de la Armada era completamente aceptable, ya que el programa de destructores del ’26 había sido cumplido, y a estos nuevos se le sumaban los 4 destructores que ya poseía nuestra Escuadra de Mar (sin contar las sucesivas construcciones de buques rastreadores por parte de ARS, y la cantidad de avisos y cañoneros que ya prestaban servicio en la fuerza).

Para 1937 en adelante, comienzan a darle una serie de modernizaciones/modificaciones con el objetivo de actualizar el armamento y las prestaciones de los buques. Estas fueron: cambio de catapulta por una Rapier Ransome, rediseño de la chimenea, cambio del palo militar, instalación de una grúa para aviones, y mas adelante se lo dotaría de un radar de navegación.

Sirvieron hasta el año ’60 en la División de Cruceros. Se los radio de servicio y se los vendió a una empresa italiana para su posterior desguace.

Acciones durante la Guerra Civil Española

Debido a que la guerra en España comenzaba a cobrarse numerosas víctimas, el Gobierno Argentino decide enviar al Crucero ARA 25 de Mayo para lograr rescatar a ciudadanos que se encontraban en una situación humana calamitosa. Este crucero logro realizar unos 3 viajes salvando a 250 personas aproximadamente. Luego seria reemplazado por el ARA Tucumán (destructor), el cual lograría salvar a 1240 personas. Notar que este destructor tenia capacidad para 160 tripulantes solamente.

«Si siguen macaneándola, vamos a pedir envíen un acorazado a este puerto». Frase atribuida a la oficialidad del 25 de Mayo al ser presionados por las tropas republicanas en el puerto de Alicante.

Características

Eslora: 170.8 mts.

Manga: 17.82 mts.

Puntal: 16 mts.

Calado medio: 3.2 mts.

Desplazamiento: 19000 tons.

Armamento: 6 cañones de 190mm y 52 calibres Odero Terni en 3 torres (2 a proa y 1 a popa), 12 cañones en 6 montajes dobles de 102 mm, 6 ametralladoras antiaéreas, 6 tubos lanzatorpedos, catapulta para 2 hidroaviones con pontones, y 1 hangar.

Motor: Turbinas Parson. 6 calderas Yarrow de 85 000 HP.

Velocidad: 32 nudos máximo.

Combustible: Petróleo.

Radio de acción: 8030 millas.

Tripulación: 780.

Cantidad adquirida: 2 cruceros.

Imágenes

Tal vez te puede interesar: Japón tendrá dos portaaviones

4 COMENTARIOS

  1. En 1926 el Presidente era Marcelo T. de Alvear, y el Ministro de Guerra era el General Agustín Pedro Justo, quien fuera después Presidente de la República. La ampliación de la flota, así como la modernización del Ejército Argentino, fue hecha por iniciativa del Gral. Justo.

  2. Eran otras épocas. Los tema defensa se tomaban en serio. Luego del retorno de la democracia en 1983, la clase política argentina ha demostrado una decidia sobre lo referente a la defensa del país, llegando a estas instancias donde el material de guerra está totalmente desfasado, con varias capacidades estratégicas perdidas, cuya reposición puede que lleve muchos años, más atendiendo la grave situación económica del país, una de las condicionantes de todo reequipamiento militar del pais.

  3. De todas maneras esos cruceros tenían un blindaje bastante inferior a los que debieran de ser para un crucero de su clase.
    Nunca pude entender el porqué de esa desición cuando los proyectos italianos anteriores -y aún los pares- a estas construcciones llevaban una coraza mucho más decente.
    Saludos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.