Lo que comenzó con los Thunderbirds de la Fuerza Aérea de EE.UU. volando sobre su ciudad natal de Las Vegas en una muestra de apoyo para aquellos en el frente de la pandemia COVID-19, se ha extendido por todo el país. Aunque los Thunderbirds y los Blue Angels han recibido la mayor atención con sus masivos 12 sobrevuelos de formación gemela, las unidades aereas en todo el país están haciendo lo mismo con una amplia mezcla de aviones, desde entrenadores hasta bombarderos B-2.


La Fuerza Aérea con sede en Arizona, es decir, los cazas F-16 y F-35 del 56 ° Ala de combate de la Base de la Fuerza Aérea Luke, junto con un tanquero KC-135 del 161 ° Ala de reabastecimiento aéreo con base en el Aeropuerto Internacional Phoenix Sky Harbor, ejecutaron lo que puede ser el momento más grande al poner una formación absolutamente masiva en el aire que incluyó 15 aviones centrales, con hasta 18 involucrados durante porciones del vuelo.
La vista de un único KC-135 que lidera una cantidad tan grande de ‘pollitos a remolque’ será difícil de superar, pero viendo cuán rápida ha florecido esta tendencia dentro de las comunidades aereas del Pentágono, todo es posible.

Tal vez te puede interesar: Fuerza Aérea Argentina continua con los vuelos de repatriación

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.