Personal militar del ejército brasileño fue baleado por narcotraficantes colombianos. Según la 2da Brigada de Infantería de la Selva, el enfrentamiento tuvo lugar alrededor de las 6 p.m., en un área cercana a la isla de Flores, una ubicación estratégica para controlar el tráfico fluvial en toda la región, conocida como Cabeça do Cachorro, de un tamaño comparable al de Inglaterra. En acción, un soldado del Comando Fronterizo de Río Negro y del 5º Batallón de Infantería de la Selva (Cmdo Fron RN / 5º BIS), también conocido como Batallón Forte São Gabriel, cuya identidad no se reveló, murió después de recibir un disparo.

Base do Exercito próximo ao local da ação

Según una nota emitida por el ejército brasileño, la acción tuvo lugar alrededor de las 6 pm del viernes 2 de mayo, durante la Operación Río Negro, cuyo propósito es frenar la ocurrencia de delitos trans. frontera y ambiental.

La isla Flores se encuentra dentro de la tierra indígena Alto Río Negro. El Ejército mantiene una base de inspección en el sitio: todos los buques deben detenerse y los militares los inspeccionan. También hay una comunidad indígena en el sitio.

Aunque menos que el río Solimões y difícil de navegar, el río Negro es una ruta para la cocaína y la marihuana producidas en Colombia. La droga se lleva a Manaus, donde se redistribuye, principalmente al norte y noreste

Material entorpecente apreendido

El Ejército no lo confirma, pero el ataque de los traficantes sería en represalia por la incautación de una tonelada de narcóticos realizada el 22 de abril de 2020 por hombres de la 2da Brigada de Infantería de la Selva, a orillas del Río Negro, en São Gabriel da Cachoeira.

Según el Ejército, el embargo del 22 de abril ocurrió en la Operación Escudo. Aún según la información de los militares en la primera acción, no hubo confrontación, nadie fue arrestado y el material incautado y las drogas incautadas fueron entregadas a las autoridades competentes para la implementación de las medidas apropiadas.

Tal vez te puede interesar: SAAB adquiere la empresa brasileña ATMOS Sistemas

1 COMENTARIO

  1. Esto es un llamado de atención sobre el accionar de estos atorrantes asesinos. No olvidar que nuestras FFAA también están en la frontera norte asumiendo labores de soporte a las FFSS. ¿Es descabellado pensar que esto pueda suceder en nuestra frontera norte? El narco colombiano solo entiende una cosa, el plomo dentro de sus cuerpos. El estado brasileño no puede mostrarse liviano ante estas cuestiones. La base del EB, parece una carpa indefensa, debería ser más fortificada. El narco colombiano no se anda con pequeñas. No hay que tomarlo a la ligera. Hay que darles sin asco.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.