portaaviones Nimitz

El portaaviones Nimitz dejó su puerto de origen de la Base Naval Kitsap este lunes, para recibir capacitación previa a su próximo despliegue.

El USS Nimitz, que se desplegará en el Pacífico este verano, se someterá a un ejercicio de unidad de entrenamiento compuesto, “diseñado para integrar completamente las unidades de un Grupo de Ataque de portaaviones, mientras éste prueba la capacidad del Grupo de Ataque para llevar a cabo operaciones de combate sostenidas desde el mar”.

Los miembros de la tripulación completaron un período de cuarentena de 27 días a bordo del Nimitz y fueron examinados para verificar que no tuviesen COVID-19 antes de embarcarse, “para garantizar que la tripulación estuviera sana y lista para realizar operaciones en el mar”, notificó la Marina.

“Hacer frente a los desafíos de la pandemia de COVID ha sido difícil, por lo que estoy muy contento de que nuestros esfuerzos de mitigación nos hayan puesto en posición de ponernos en marcha”, dijo el capitán Max Clark, comandante del USS Nimitz, en un comunicado.

“Le doy todo el crédito a la tripulación. Desde el principio, han hecho todo lo que los líderes de la Marina y yo les hemos pedido que hagan: cubrirse la cara, distanciarse socialmente, saneamiento continuo de barcos, pruebas y períodos de cuarentena; todo ejecutado con precisión y profesionalismo. Sin su arduo trabajo y sacrificios personales, no habría sido posible llevar este buque de guerra al mar”, explica Clark.

El portaaviones USS Nimitz y su Grupo de Ataque, se someterán a ejercicios simulados y en vivo, destinados a evaluar a los buques y al personal en áreas que preparan a los miembros de la tripulación, para la imprevisibilidad de un despliegue mientras aseguran el éxito operativo de la misión y el combate, dijeron funcionarios de la Marina.

El destructor de misiles guiados USS John Paul Jones, el USS Sterett, USS Ralph Johnson, y el crucero de misiles guiados USS Princeton se unirán al Grupo de Ataque del USS Nimitz.

Los oficiales de la Marina dijeron que se requerirá que cada buque en el Grupo de ataque del USS Nimitz complete las pruebas COVID-19, así como un período de cuarentena de al menos 14 días, antes de ponerse en marcha.

Para realizar las pruebas, se consiguió kits de prueba COVID-19 para evitar otro brote como el que sufrió el portaaviones USS Theodore Roosevelt.

Recientemente se reportó que 955 tripulantes del USS Roosevelt han dado positivo por el virus COVID-19, es decir el 20 por ciento de la tripulación total de 4.800 personas.

Tal vez te pueda interesar: La Marina de los EE.UU. recibe al destructor de misiles guiados USS Zumwalt

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.