Lockheed Martin anticipa otra ola de ventas internacionales de F-16, a países de África, Sudamérica y el Sudeste Asiático entre los interesados en comprar el avión, dijo el martes el director financiero de la compañía.

«Creo que este es un buen avión de cuarta generación para aquellos clientes que no pueden pagar el F-35 o, francamente, en este momento no pueden comprar el F-35», dijo el CFO de Lockheed, Kenneth Possenriede, a los inversores el 21 de abril. “Podría ser un buen paso intermedio para que los clientes pasen del F-16 al F-35. Entonces lo vemos francamente como complementario y no compitiendo contra sí mismos ”.


A diferencia del programa F-35, que está experimentando una interrupción dentro de su cadena de suministro que podría retrasar las entregas futuras, la línea de producción de F-16 ha experimentado poco impacto como resultado de la pandemia de coronavirus, dijo Possenriede.

La compañía trasladó la producción de la línea de producción F-16 desde Fort Worth, Texas, a Greenville, Carolina del Sur, en 2019 para acomodar la producción de 16 aviones Block 70 para Bahrein. Desde la orden de Bahrein en 2018, Lockheed ha obtenido contratos para 8 F-16 para Bulgaria, 14 aviones para Eslovaquia, y está trabajando con el gobierno de EE. UU. en la venta de 66 aviones para Taiwán.

«También tenemos un par de pedidos para F-16 que estamos trabajando para tratar de darle forma», dijo Possenriede. “Hay un país africano que está interesado en el F-16, por lo que esperamos que eso suceda. También hay un país sudamericano, y luego hay algunos países del sudeste asiático que también están interesados ​​en el F-16 ”.

Possenriede no detalló qué naciones estaban considerando comprar el F-16, ya que las compañías de defensa generalmente esperan hasta que los militares internacionales declaren públicamente su interés en una venta antes de hablar sobre clientes específicos.

Richard Aboulafia, un analista aeroespacial del Grupo Teal, dijo que hay una «posibilidad bastante buena» de que algunas de esas órdenes se materialicen.

“Lockheed estaba haciendo un mal servicio al olvidar el programa F-16 durante tantos años. Tenían la idea de que el futuro era F-35 y nada más que F-35, ignorando la parte del mercado que no está preparada para comprar al precio del F-35 ”, dijo. «En realidad es una franquicia realmente buena con un mercado central realmente sólido. Parece desaconsejable descuidarlo.

Si un nuevo cliente en África está buscando comprar F-16, podría ser Botswana, que ha mostrado interés en comprar aviones de combate, dijo Aboulafia. Lockheed ya ha vendido F-16 a Marruecos y Egipto, y el Departamento de Estado de EE. UU. en 2019 autorizó a Marruecos para nuevos F-16 y actualizaciones.

En América del Sur, Lockheed ha estado tratando de vender F-16 a Argentina durante años, pero Aboulafia cree que un segundo pedido para Chile es una posibilidad más probable. En el sudeste asiático, una venta a Indonesia «parece ser una de las posibilidades más probables», agregó.

Tal vez te puede interesar: Corea del Norte todavía mantiene al antiguo caza MiG-19

2 COMENTARIOS

  1. Chile estaba viendo 6 a 8 unidades F-16 adicionales para completar su dotación de 10 F-16 C/D Block 50M en Iquique.
    Si lo logra, completaría 3 escuadrones completos de F-16 (16-18 unidades cada una)
    Y abriría la puerta a la estandarización en electrónica.
    En términos cinemáticos, los Block 50M+ chilenos pueden asimilar el upgrade de planta motriz GE F110-129 al estandar GE F110-132 y el paquete de electrónica que pudiese traer eventuales 6-8 Block 70.
    En cambio los 34-36 MLU comprados usados en Holanda, podrían asimilar solo el paquete de electrónica derivada para upgrades de retofit, llamado F-16V, al estilo de Taiwan, país que elevó sus aviones antiguos de las series A/B a dicho estandar.
    Recientemente, en EE.UU. se hizo una prueba de lanzamiento de AIM-120D desde un F-16V. Dicho país elevará 600 aeronaves C/D Block 40 y 50 al estandar V, esperando tenerlos en servicio hasta 2048.
    Como se ve, Brasil y Chile apuestan en torno a jets monomotores ligeros pero que son soportables (no bimotores pesados, sino lo que pueden operar de forma realista) incluyendo soporte para sostener las operaciones mediante transferencia tecnológica: fabricación de piezas a través de una fábrica SAAB en Brasil para producción y fabricación de piezas, por el lado de Chile licencia para reparación, fabricación de piezas y modificación por parte de ENAER desde Lockheed Martin y Daedalus Aviation (Netherlands).

    Argentina debiese mirar estas experiencias para modernizar la FAA con un modelo monomotor sostenible pero a la vez disuasivo.

  2. ESOS AVIONES YA SON DESFAZADOS , DE LA EPOCA DE LA PERA , NO SON RIVALES PARA LOS PODEROSOS MIRAGE 2000-5 PERUANOS Y NI QUE DECIR PARA LOS MIG 29 SMP ESOS LOS HACEN POLVO CAERAN COMO PAJARITOS DEL AIRE SALVE PODEROSO PERU

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.