El nuevo T-14 Armata de Rusia fue sometido a pruebas en Siria según informó Denís Mánturov, Ministro de Industria y Comercio durante una entrevista con la cadena rusa Rossiya.

«Sí, estuvieron en Siria. Los tanques fueron enviados a este país para tomar en cuenta todas las particularidades de su empleo en condiciones de combate», detalló Mánturov.

Sin embargo no detalló en qué actividades participaron los nuevos tanques blindados pero sí explicó que dichas pruebas llevadas a cabo en Siria contribuirán a formar una «imagen final» de los tanques.

Asimismo explicó que el coste alto del T-14 Armata se debe a su avanzado diseño y a las pruebas continuas que se están llevando a cabo sobre el mismo. Además, de la información que se ha ido recopilando, el tanque ha sufrido modificaciones que han ayudado a aumentar el costo del tanque. Pero según el ministro, a medida que aumente la producción el precio por unidad irá bajando.

Se espera que la introducción de los T-14 al Ejército ruso se de para el año 2021, y poco después de eso comenzará la exportación del T-14 Armata a compradores interesados.

El tanque T-14 Armata es el primer tanque de tercera generación del mundo, y una de sus principales características es que la tripulación se encuentra en una cápsula blindada que le proporciona la máxima protección. Otra novedad, es que en la torre no se encuentra nadie y es operada a distancia.

Tal vez te pueda interesar: A pesar del COVID-19 Rusia se prepara para el desfile militar aéreo en Crimea

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.