Las autoridades iraníes optaron por renunciar a la exhibición habitual de las fuerzas armadas acorde con el Día Nacional del Ejército del país, optando por rendir homenaje a los hombres y mujeres que luchan en la primera línea de la crisis de coronavirus del país.

Se cambiaron misiles, vehículos blindados y sobrevuelos de aviones de combate por camiones de desinfección, hospitales móviles y soldados vestidos como doctores y enfermeras con trajes para materiales peligrosos que exhiben equipos médicos que salvan vidas.
Las multitudes normalmente masivas no se veían por ningún lado, y solo asisten altos funcionarios militares.

«Debido a los protocolos sociales y de salud, no es posible organizar un desfile de soldados … El enemigo ahora está oculto y los médicos y las enfermeras están en primera línea del campo de batalla», dijo el presidente Hassan Rouhani.

Irán es la nación más afectada en el Medio Oriente y actualmente está experimentando uno de los indices de muerte más altos del mundo por el coronavirus. Al momento de escribir esto, hay 79.494 casos confirmados en Irán, de los cuales 3.563 son críticos.

La cifra oficial de muertos asciende a 4.958, dijo el portavoz del ministerio de salud, Kianush Jahanpur.

Tal vez te puede interesar: A pesar de la pandemia por coronavirus, miles de soldados rusos ensayarán para el Desfile del Día de la Victoria

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.