“El próximo caza de la JASDF llevara más misiles que el F-35”, dice el Ministro de Defensa de Japón

0

El Ministro de Defensa de Japón, Taro Kono, le dijo a los periodistas durante una entrevista dada a la prensa el pasado 27 de Marzo que su ministerio decidirá sobre el desarrollo del sucesor del caza F-2 para fines de este año.

Cabe destacar que el país presentó el 29 de enero de 2016 el avión experimental Mitsubishi X-2 Shinsh. También conocido como ATD-X, el X-2 fue desarrollado para probar tecnologías avanzadas de aviones de combate furtivos. El primer vuelo del avión tuvo lugar el 22 de abril de 2016.

Se esperaba que el prototipo de caza se desarrollara completamente en 2018 y luego condujera al Mitsubishi F-3, que debería llevar tecnología de sexta generación, y se esperaba que comience a producirse en 2027.

Sin embargo, en julio de 2018, Japón había obtenido suficiente información de las pruebas de vuelo para tomar una determinación, y decidió que necesitaría traer socios internacionales a bordo para completar este proyecto.

Kono dijo que Tokio aún está indeciso entre seleccionar a Estados Unidos o al Reino Unido como socios para el desarrollo conjunto.

Según Alert 5 Military Aviation News , también dijo que el nuevo caza debe tener capacidades de red mas fuertes y llevar más misiles que el F-35.

.

EL PROGRAMA F-35 DE LA JASDF

Actualmente, la cantidad total de F-35 ordenados por la JASDF está establecida en 147 aviones, lo que hará de Japón el mayor cliente internacional en el Programa F-35 .

De hecho, el 18 de diciembre de 2018, el Consejo de Seguridad Nacional y el Gabinete del país autorizaron la adquisición de 105 F-35 adicionales más allá de los 42 F-35 ya aprobados en el Programa de Japón.

Japón originalmente seleccionó el F-35A, el 20 de diciembre de 2011, para reemplazar a su anticuada flota F-4 Phantom. La última decisión de extender el pedido por otros 105 F-35 para reemplazar a los mas de cien F-15J pre-MSIP de la
Fuerza de Auto Defensa Aérea de Japón (JASDF por sus siglas en inglés) refleja el papel cada vez mayor de Japón en la promoción de la estabilidad regional y la mejora de la alianza de seguridad con EE. UU.

Además de los 42 cazas furtivos ya autorizados, Japón también aprobó por primera vez la adquisición de la versión STOVL F-35B. La mezcla esperada de los 105 aviones adicionales será 63 F-35A y 42 aviones F-35B STOVL a ser producidos y entregados en el futuro.

El primer F-35A ensamblado en Japón, el AX-5 «79-8705», durante su presentación oficial el 5 de junio de 2017 en la instalación de ensamblaje final en Komaki de Mitsubishi Heavy Industries (MHI).

.

UN THINK TANK INICIA CONVERSACIONES INFORMALES SOBRE EL CAZA F-3

El programa de adquisición del Next Generation Fighter (NGF) de Japón es el foco de un nuevo canal informal establecido por un grupo de expertos de Washington para funcionarios japoneses, estadounidenses, británicos y australianos para discutir los requisitos y expectativas. 

El Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) celebró la primera reunión en enero con 25-30 personas. Incluía funcionarios gubernamentales, ejecutivos de negocios y grupos de expertos de los cuatro países, dijo Patrick Buchan, director del Proyecto de Alianzas de Estados Unidos del centro.

Organizado como un grupo de trabajo de nivel “Track 1.5” en el lenguaje de la diplomacia, representa un punto medio entre las conversaciones formales de gobierno a gobierno y la diplomacia de canal posterior, dijo Buchan. Es un formato que permite a los funcionarios del gobierno discutir asuntos en privado, con las reglas de Chatham.

El presidente del grupo de trabajo es el vicepresidente del CSIS para Asia, Michael Green. Lo organizó para ayudar a evitar las malas comunicaciones y las decepciones del programa FS-X, que condujo a fines de la década de 1980 y principios de la década de 1990 a la flota japonesa de cazas Mitsubishi F-2, de bajo rendimiento y corta producción, dice Buchan. 

El caza Mitsubishi F-2.

La colaboración del FS-X se diseñó en medio de las crecientes tensiones comerciales a fines de la década de 1980 entre Japón y los EE. UU., dos aliados fuertes del Pacífico. Del mismo modo, la demanda de la administración Trump de un aumento del 400% en los pagos japoneses a los EE. UU. para subsidiar los costos de la presencia militar de los EE. UU. también ha creado fricciones dentro de la alianza. 

La diferencia entre las dos épocas es que los esfuerzos de modernización militar de China en las últimas tres décadas han elevado los riesgos para el resultado del proceso de desarrollo del NGF, dice Buchan. Ninguna de las partes puede permitirse un resultado que conduzca a un sistema de combate que no cumpla con las expectativas de capacidad de Japón.

Comprendiendo la dificultad de involucrar directamente a los funcionarios del gobierno japonés, CSIS concibió el grupo de trabajo para ofrecer a Tokio un canal informal para discutir las capacidades deseadas y la colaboración industrial para el NGF, dice Buchan. En la primera reunión, Green planteó 12 preguntas de opción múltiple al grupo. Cada miembro respondió en secreto haciendo clic en un botón en un controlador individual. 

CSIS planea publicar la lista completa de preguntas y respuestas del primer grupo de trabajo a finales de esta primavera, junto con un análisis. Un ejemplo proporcionado por Buchan fue una pregunta sobre compatibilidad técnica para el NGF. Además de EE. UU., se le preguntó al grupo con qué país de la región del Indo-Pacífico debería ser compatible el NGF. Las posibles respuestas incluyeron Australia, India y Corea del Sur. El ochenta y tres por ciento de los encuestados dijo que el NGF debería ser compatible con la fuerza aérea de Australia, dice Buchan.

El Mitsubishi ATD-X / X-2 Shinshin.

Fuentes: Aviation Week, The Aviation Geek Club

Deja un comentario