El diseño del borde de fuga del Northrop Grumman B-21 ha llevado a especular sobre un papel a gran altitud para el bombardero furtivo, y las nuevas declaraciones de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos parecen confirmar ese análisis.

A medida que la Fuerza Aérea de los EE. UU. entra en un proceso de revisión de impacto ambiental legalmente requerido para basar el nuevo bombardero, los funcionarios del servicio revelaron algunos detalles nuevos sobre el diseño en grandes carteles exhibidos en reuniones públicas desde febrero. Los carteles ahora están disponibles en B21EIS.com, un sitio web de intercambio de información creado por la Fuerza Aérea para compartir datos durante el proceso de un año para completar la declaración final de impacto ambiental.

«No se espera que el B-21 use rutas de entrenamiento de baja altitud», dice el cartel de la Fuerza Aérea.

El B-2 fue concebido originalmente como un bombardero a gran altitud, pero un cambio en los requisitos de último minuto durante la fase de desarrollo obligó a Northrop Grumman a rediseñar el bombardero para una misión a baja altitud. Como resultado, el borde de fuga se transformó de una simple forma de W al diseño de diente de sierra que se ve hoy en día. Los B-2, como las flotas de B-52 y B-1B anteriores, necesitan rutas de entrenamiento a baja altitud.

Las representaciones del B-21 publicadas por la Fuerza Aérea hasta ahora revelan un borde de fuga que se asemeja al diseño original del B-2, especializado en vuelos a gran altitud. La Fuerza Aérea nunca ha confirmado los detalles operativos sobre el futuro bombardero furtivo.

Otro comentario en el póster de la Fuerza Aérea proporciona la primera descripción oficial de la firma acústica del B-21, así como el rendimiento de los motores.

«Se espera que el ruido del motor del B-21 sea más silencioso que el del B-1B y casi igual o más silencioso que el del B-2», dice el cartel.

Anteriormente, el único detalle publicado por la Fuerza Aérea sobre los motores del B-21 es que Pratt & Whitney fue nombrado como uno de los siete proveedores de Northrop. Los datos del póster parecen confirmar las expectativas de que el B-21 usaría un motor sin postcombustión, como el ala volante B-2, también subsónica. El supersónico B-1B funciona con motores de postcombustión.

La Fuerza Aérea ha seleccionado la Base de la Fuerza Aérea Ellsworth en el sur de Dakora como el sitio para desplegar el primer escuadrón operativo de B-21, seguido por Dyess AFB en Texas y Whiteman AFB, Missouri. La revisión de impacto ambiental está evaluando a Ellsworth y Dyess para la ubicación principal del primer alojamiento operativo del Raider.

Tal vez te puede interesar: B-21 Raider: Conoce más sobre el programa ultra secreto de la Fuerza Aérea de los EEUU

¡Apoyanos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.