Dentro del proceso natural de renovación de autoridades de las distintas empresas estatales pertenecientes al conglomerado de Defensa, el pasado 20 de enero asumió el nuevo directorio de la fábrica Argentina de aviones “Brigadier San Martín”, el cual está presidido por la Dra. Mirta Iriondo. Hace poco más de una semana, Zona Militar tuvo la oportunidad de entrevistar a la nueva titular de FAdeA, ocasión que sirvió para abordar los distintos proyectos, en curso y en estudio, así como los planes previstos para mejorar las capacidades de la ex Fábrica Militar de Aviones.

De acuerdo a lo expresado por la Dra. Iriondo, la actualidad de la fábrica está marcada por la falta de contratos de fabricación y mantenimiento para el año vigencia, situación que no es inusual para FAdeA, ya que es algo que se viene repitiendo año a año. Las razones son entendibles: por un lado, el Ministerio de Defensa aún no cuenta con el presupuesto para el año curso, ya que el proyecto de Ley debe ser tratado por el congreso. Por otra parte nos encontramos con la falta de contratos plurianuales (que deben ser aprobados por poder Legislativo) lo cual genera cuellos de botella en las distintas líneas con la consiguientes demoras. Al respecto, Iriondo manifestó que atento la naturaleza de FAdeA, sería más que oportuno implementar acuerdos plurianuales a los fines de no solo asegurar el funcionamiento constante de la fábrica, sino también de garantizar una línea continua con los diversos clientes y  proveedores. En relación a esto último, remarcó que la falta de contratos en 2019 destinados a renovar stock de componentes también se verá reflejado en el 2020, por lo menos hasta que la situación pueda regularizarse con las empresas que proveen a FAdeA.

Al igual que gestiones anteriores, se han establecido metas a alcanzar, entre ellas la mejora en los servicios de post venta y atención al cliente, problema que ha sido de difícil solución para la Fábrica. En ese sentido, se espera trabajar más estrechamente con las FFAA, en especial con la Fuerza Aérea Argentina ya que la misma es la que mantiene más proyectos en curso (Hércules y Pampa III por ejemplo). Se tiene previsto el refuerzo y re-estructuración de alguna aéreas, tales como calidad, por medio de una mejora en la planificación y asignación de nuevos recursos humanos especializados de ser necesario.

Abordando los distintos proyectos en curso y en estudio, Iriondo remarcó lo que considera aciertos y errores. En la primera categoría entran la continuidad que se le dio a la línea Pampa III y C-130 Hércules, así como a la diversificación alcanzada con los servicios que se prestan a la aviación comercial. A esto último lo destacó como un logro alcanzado por el anterior directorio, ya que anteriormente se había intentado la apertura hacia la aviación comercial sin mayores resultados. Siguiendo con esta línea, expresó que se mantienen en vigencia los acuerdos con Etihad para tareas de MRO, las cuales actualmente se realizan en el aeropuerto internacional Taravella. Entre los objetivos a corto plazo se encuentra la negociación que permita disponer en la terminal aérea cordobesa de un hangar completo para el uso exclusivo de FAdeA, situación que gana importancia si tenemos en cuenta que actualmente la fábrica no puede recibir aviones comerciales debido al cierre por mantenimiento de la pista de la Escuela de Aviación Militar.

Algunos de los aspectos negativos fueron la paralización de los trabajos de revitalización en el P-3B Orión de la Armada Argentina. Por diversas cuestiones, el MinDef puso en pausa el contrato con la portuguesa OGMA en agosto de 2018, dejando al único Orión (6-P-56) con un grado de completamiento del 70%, privando al Comando de Aviación Naval de un medio vital para el control del Mar Argentino. Iriondo consideró también que otros proyectos que debieron recibir mayor atención fueron la remotorización y modernización del IA-58 Pucará (actualmente ha retornarse con el proyecto Fénix) y la modernización de los IA-63 Pampa, ahora ambos con esperanzas de reflotarse.

A lo largo de la entrevista, la Dra. Iriondo brindó detalles sobre las novedades que se pueden esperar para las líneas IA-63 Pampa III, C-130 Hércules, Agusta Bell 206B1 así como proyectos a más largo plazo. Iriondo también manifestó su preocupación ante la cambiante situación frente al COVID-19, lo que podría generar inconvenientes en la planificación y ejecución. Por ejemplo, el caso de los contratos de mantenimiento y fabricación, los cuales eran esperados para abril del corriente año.

En sucesivos artículos abordaremos desde Zona Militar la actualidad y futuro de los distintos proyectos en curso.

Te puede interesar: FAdeA entregó un nuevo avión Pampa III a la Fuerza Aérea Argentina

¡Apoyanos!

2 COMENTARIOS

  1. Que pena que esté todo en stand by. Esperemos que se retomen rápido los proyectos. La entrevista completa la tienen en algún lado? En youtube ?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.