Las restricciones de viajes generadas por la pandemia COVID-19 pueden hacer que el acuerdo entre Embraer y Boeing sea inviable. El acuerdo valorado en más de US$ 4 mil millones se anunció a fines de 2018, pero la crisis que enfrenta el gigante estadounidense, sumada a las perspectivas futuras de la economía global, puede forzar una reevaluación del acuerdo.

Boeing se enfrenta a una grave crisis institucional y de ingeniería derivada principalmente de los problemas con el 737 MAX y varias fallas en el carguero militar KC-46 Pegasus. Recientemente, la compañía solicitó ayuda de emergencia al gobierno de los Estados Unidos, solicitando una contribución de US $ 60 mil millones.
Con la reducción en el número de viajes internacionales esperados para 2020, que podría ser hasta un 30% menor que el año pasado, según el pronóstico de IATA, las acciones de Boeing han acumulado una caída del 62% desde enero, seguido de Airbus con 54% y Embraer que perdió el 50% del valor

Solo la semana pasada, las acciones de Embraer cayeron un 14%, alcanzando un valor de mercado de alrededor de US $ 1.3 mil millones, es decir, casi dos tercios menos que el existente en diciembre de 2018. Si Boeing mantiene la propuesta del valor acordado, pagará a Embraer casi tres veces más que su valor real de mercado (marzo de 2020).

La definición final del acuerdo dependerá de la reanudación de los servicios en todo el mundo, ya que con el aislamiento social no se puede concluir una serie de procesos vinculados al acuerdo. Aun así, su definición final dependerá de las condiciones del mercado a lo largo de 2020. Por ahora, la división de aviación comercial de Embraer tiene un nuevo nombre, Boeing Brasil Commercial.

Tal vez te puede interesar: Portugal anuncia la compra de cinco Embraer KC390

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.